Poemas De Una Mujer, Un Mar en Calma: La cabaña

lunes, 25 de agosto de 2008

La cabaña

















Cabaña en Monte Nono, traslasierras, Córdoba.
foto: Arjona Delia








Entre plantas agrestes y pajáros del monte,
junto al pequeño lago que bordea la montaña,
allí, donde comienza la luz del horizonte,
con manos de esperanza, haremos la cabaña.

Y en el claro sendero que baja desde el valle
con los ojos abiertos, dibujando la huella
pondremos flores nuevas en diminutas calles,
con arados de lunas sembraremos estrellas.

Una canción al día será el sol del verano,
un postal de cielos, un silencio guardado,
un pastor y sus cabras desandando temprano
los caminos azules en los cerros pintados.

Enlazaremos juntos las nubes peregrinas,
Construiremos un puente junto a la enredadera,
inventaremos trenes cruzando las esquinas
y un solo calendario de amor y primavera.

Las tejas serán rojas, las paredes de nieve,
el hogar el refugio de dos enamorados,
un ventanal muy amplio para ver cuando llueve,
la ronda de las aves y el molino asustado.

Pondremos a un costado un cerco de jazmines
un mar de farolitos bajará desde el techo,
habrá una melodía de pianos y violines
y será de algodones la calidez del techo.

Un perfume de nardos llegará desde lejos,
el viento se hará sombra como si fuera un mago,
tus ojos en los mios se han de volver espejo,
en la tibia cabaña que haremos junto al lago.












Autor: León Romero








.

Entradas populares

È