Poemas De Una Mujer, Un Mar en Calma: Poemas de amor imposible
Escritora Arjona Delia
Escritora Arjona Delia
Mostrando las entradas con la etiqueta Poemas de amor imposible. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Poemas de amor imposible. Mostrar todas las entradas

26 de noviembre de 2010

Poemas de Desamor - Me Dijiste Adiós













Y Me Dijiste Adiós
(Arjona Delia)


Y me dijiste adiós…
Mil excusas pusiste,
que el amor se acabó,
que no dura para siempre…
que el odio… que el rencor,
el desprecio y la traición...
te diste media vuelta,
y me dijiste adiós.

Hombre cruel, vanidoso,
mentiroso y traidor.
Creías que eras el mejor,
la ambición te cambió.
El poder te trasformó
en un hombre despiadado,
egoísta, manipulador.

Y me dijiste adiós.
Todas tus miserias
se fueron junto a vos,
junto a tu ropa sucia,
tu egoismo, tus mentiras,
las migajas de tu amor.

Me quedaron los retratos,
tus cartas, tus poemas,
y alguna marchita flor.
Pero los buenos momentos
del hombre que eras antes,
el tiempo los destruyó.

¡Hoy yo te digo Adiós!
Que se vaya ese abusivo
que nunca me valoró,
que se lleve sus miserias,
su orgullo y su traición.

Renovare mi casa,
plantare una nueva flor,
removeré la tierra,
porque esta se secó.





Todos los derechos reservados.
Copyright © 26 de Noviembre 2010
by Arjona Delia






Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.










24 de noviembre de 2010

Poemas de Desamor : Desencanto





















Desencanto


Yo no quiero querer
otra vez, para qué,
ni que surja el amor,
un amor que no sé,
que me va a regalar
y a quitar a la vez
si da felicidad
o solo es de papel.

yo no quiero soñar
con ninguna mujer,
si lo bello lo tuve
pero un día se fue,
no puede regresar
ya no quiere volver,
de los “sin esperanza”
voy a sacarme el carnet.

Dejaré de esperar,
en volverte a tener,
dejaré de pensar,
lo que va a suceder,
me dejaré llevar
coMo lo hace algún pez,
me dejaré pisar
como lo hacen los pies.

Dejaré de buscar
lo que nunca busqué,
me pondré a soñar
algo que me inventé,
de mis fantasías
solo viviré,
recrearé mi vida
sin ningún cartel,
que me ponga etiquetas
en cáscaras de nuez.








Autor: Juan Antonio Valero







Poemas de Desamor - Un Amor Inmenso

hombre+triste+soledad



























Fue Tan Hondo Este Amor




Fue tan hondo este amor fue tan inmenso,
lo llevo tan clavado en mis entrañas
que muero al no tenerlo por las ganas
de entregarle este cariño tan intenso.

Pero los días pasan y la vida pasa,
las distancias van ahogando las querencias,
es tan fuerte el dolor de nuestra ausencia
que el tiempo es un ladrón que roba y mata.

Un amor que parecía era tan fuerte,
fraguado en el crisol de la esperanza,
que nada habría de herirlo hasta la muerte.

hoy siento cómo se hunde en mí su espada,
desangrando mis carnes con sus dientes,
porque presiento no habrá nunca un mañana.







Autor: José de Arias Martínez ( "PePe Arias" )





18 de agosto de 2010

Poemas de Desamor: Se Me Cae El Alma

mujer+rostro+desamor



















Se Me Cae El Alma







Se me va cayendo el alma,
De saber que no me quiere;
Y aunque así son las mujeres,
Lo mismo me hace sufrir;
Me hace penar así,
Por mostrarse indiferente...

Estoico aprieto los dientes
Por capearlo al temporal;
Y no dejarla se amar,
Pues la quiero para siempre;
La amo, sencillamente
Porque ella, es mi respirar.

Modosa para guardar,
Ese ¡sí¡ que tanto quiero;
A mi ser le mete miedo
por temor que ha otro quiera;
más me derrito por ella,
de pura felicidad...

De solo escucharla hablar;
De solo pensar en ella;
Hay hormigas que me queman
Por todo el interior mío;
Mi sangre, por ella, es río;
Y ella, pues, todo el mar....

Me “bate”, que es amistad,
Todo este amor contenido;
Pero, yo, vivo en suspiros,
Y esa, es la pura verdad;
Chiquilina hasta el final
Juega a su gusto conmigo.

Me esquiva o me da mimos
Y luego me deja en pena;
Sin saber que si se aleja,
De mí, es herida fatal;
Me muerde en la soledad
La angustia de estar sin ella.-







Autor: Emilio Pablo









2 de marzo de 2010

Poemas de Amor Imposible

amor



























Un silencio diste cuando confesé te quiero.

la huella de ese silencio me dejó un dolor.

La huella de tu silencio me dolió en el alma

porque mató la esperanza de tener un lindo amor.





Autor: Nestor Ramirez














11 de enero de 2010

Amor Imposible

Poema de Amor Imposible


Qué bonito es soñar
con un amor imposible
donde puedo imaginar
que me besas en el cine.
Y hacemos el amor
en una playa del Caribe
cuando me siento contigo
he dejado de estar triste.
y me encuentro con mis alas
que me hacen sentir libre.

Dime cariño, al revés
¿Dónde vas? ¿De donde vienes?
que me regalas: proverbios
para que los adivine,
luces de estrellas en noches
haces que te iluminen
y las semillas de rosas
dejaremos que germinen
azules y amarillas
con colores que combinen
sabes que la Rosa Azul
es de un amor imposible
tu ternura y tu belleza
haces que las aglutine
y tu tristeza de amor
seré yo quien la elimine.

Contigo todo es distinto
se van mis sueños horribles,
eres sensibilidad
se va mi insomnio invencible,
eres mi predilección
y mi afición apacible.

En honor a la verdad,
doy gracias porque tú existes,
y no quiero despertar
si no es porque viniste,
no te quiero recordar
como un amor imposible,
y no quiero esperar
para que te hagas visible,
escondido en una esquina
porque yo soy tan sensible
que si tú no apareces
serás mi amor intangible.








Autor: Juan Antonio Valero





7 de noviembre de 2009

Poema de Amor Equivocado

mujer+rostro
























Poema del Mal Amor






Qué lástima muchacha,
que no te pueda amar.
Yo soy un árbol seco
que sólo espera el hacha,
y tú un arroyo alegre
que sueña con el mar.

Yo eché mi red al río…
Se me rompió la red.
No unas tu vaso lleno
con mi vaso vacío,
pues si bebo en tu vaso
voy a sentir más sed.

Se besa por el beso,
por amar el amor…
Ese es tu amor de ahora,
pero el amor no es eso,
pues sólo nace el fruto
cuando muere la flor.

Amar es tan sencillo,
tan sin saber por qué.
Pero así como pierde
la moneda su brillo,
el alma, poco a poco,
va perdiendo su fe.

¡Qué lástima muchacha,
que no te pueda amar!
Hay velas que se rompen
a la primera racha,
¡y hay tantas velas rotas
en el fondo del mar!

Pero aunque toda herida
deja una cicatriz,
no importa la hoja seca
de una rama florida,
si el dolor de esa hoja
no llega a la raíz.

La vida, llama o nieve,
es un molino que va moliendo
en sus aspas el viento
que lo mueve,
triturando el recuerdo
de lo que ya se fue…

Ya lo mío fue mío,
y ahora voy al azar.
Si una rosa es más bella
mojada de rocío,
el golpe de la lluvia
la puede deshojar.

Tuve un amor cobarde.
Lo tuve y lo perdí.
Para tu amor temprano
ya es demasiado tarde,
porque en mi alma anochece
lo que amanece en ti.

El viento hincha la vela,
pero la deshilacha,
y el agua de los ríos
se hace amarga en el mar.
¡Qué lástima muchacha,
que no te pueda amar!



Autor: José Angel Buesa




Más poemas de José Angel Buesa:

Palabras de amor de José Angel Buesa
Poemas de amor de José A. Buesa
Poema de la espera
Ultimo de Amor
Mujer lejana
Poemas de despedida
Amor tardío
Amor Imposible
Poema del domingo triste
Me extrañaras
Amor secreto
Poema de Soledad
Poema de amor ajeno

6 de noviembre de 2009

Poema de Amor a una Mujer

Poema del Poema






Quizás pases con otro que te diga al oído
esas frases que nadie como yo te dirá:
y ahogando para siempre mi amor inadvertido
te amare mas que nunca....y jamas lo sabrás!

La desolada estrofa, como si fuera un ala,
voló sobre el silencio...Y tu estabas allí:
Allí, en el mas oscuro rincón de aquella sala,
estabas tu, escuchando mis versos para ti.

Y tu, la inaccesible mujer de ese poema
que ofrece su perfume pero oculta su flor,
quizás supiste entonces la amargura suprema
de quien ama la vida porque muere de amor.

Y tu, que nada sabes, que tal vez ni recuerdes
aquellos versos tristes y amargos como el mar,
cerraste en un suspiro tus grandes ojos verdes,
los grandes ojos verdes que nunca he de olvidar.

Después, se ergió tu cuerpo como una primavera,
mujer hoy y mañana distante como ayer.
Y vi que te alejabas, sin sospechar siquiera
que yo soy aquel hombre... y tu, aquella mujer!


















Autor: José Angel Buesa




Más poemas de José Angel Buesa:

Poemas de amor de José A. Buesa
Poema de la espera
Ultimo de Amor
Mujer lejana
Poemas de despedida
Amor tardío
Amor Imposible
Poema del domingo triste
Me extrañaras
Amor secreto
Poema de Soledad
Poema de amor ajeno

Poema de la Búsqueda

Poema de la Búsqueda







Todavía te busco, mujer que busco en vano,
mujer que tantas veces cruzaste mi sendero,
sin alcanzarte nunca cuando extendí la mano
y sin que me escucharas cuando dije: "te quiero."

Y sin embargo, espero. Y el tiempo pasa y pasa.
Y ya llega el otoño, y espero todavía:
De lo que fue una hoguera sólo queda una brasa,
pero sigo soñando que he de encontrarte un día.

Y quizás, en la sombra de mi esperanza ciega,
si al fin te encuentro un día, me sentiré cobarde,
al comprender, de pronto, que lo que nunca llega
nos entristece menos que lo que llega tarde.

Y sentiré en el fondo de mis manos vacías,
más allá de la bruma de mis ojos huraños,
la ansiedad de las horas convirtiéndose en días
y el horror de los días convirtiéndose en años.

Pues quizás esté mustia tu frente soñadora,
ya sin calor la llama, ya sin fulgor la estrella.
Y al no decir: "Es ella!" —como diría ahora—
seguiré mi camino, murmurando: "Era ella."





Autor: José Angel Buesa




Más poemas de José Angel Buesa:

Poemas de amor de José A. Buesa
Poema de la espera
Ultimo de Amor
Mujer lejana
Poemas de despedida
Amor tardío
Amor Imposible
Poema del domingo triste
Me extrañaras
Amor secreto
Poema de Soledad
Poema de amor ajeno


.

Poema Corazón Satisfecho

Mi Corazón se Siente Satisfecho







Mi corazón se siente satisfecho
de haberte amado y nunca poseído:
así tu amor se salva del olvido
igual que mi ternura del despecho.

Jamás te vi desnuda sobre el lecho,
ni oí tu voz muriéndose en mi oído:
así ese bien fugaz no ha convertido
un ancho amor en un placer estrecho.

Cuanto el deleite suma a lo vivido
acrecentado se lo resta el pecho,
pues la ilusión se va por el sentido.

Y en ese hacer y deshacer lo hecho,
sólo un amor se salva del olvido,
y es el amor que queda insatisfecho.














Autor: José Angel Buesa




Más poemas de José Angel Buesa:

Poemas de amor de José A. Buesa
Poema de la espera
Ultimo de Amor
Mujer lejana
Poemas de despedida
Amor tardío
Amor Imposible
Poema del domingo triste
Me extrañaras
Amor secreto
Poema de Soledad
Poema de amor ajeno




.

Poema de Amor Lejano

Amor Lejano




Ella no fué, entre todas, la más bella,
pero me dió el amor más hondo y largo.
Otras me amaron más; y, sin embargo,
a ninguna la quise como a ella.

Acaso fué porque la amé de lejos,
como una estrella desde mi ventana,
Y la estrella que brilla más lejana
nos parece que tiene mas reflejos.

Tuve su amor como una cosa ajena
como una playa cada vez más sola,
que unicamente guarda de la ola
una humedad de sal sobre la arena.

Ella estuvo en mis brazos sin ser mía,
como el agua en cántaro sediento,
como un perfume que se fué en el viento
y que vuelve en el viento todavía.

Me penetró su sed insatisfecha
como un arado sobre llanura,
abriendo en su fugaz desgarradura
la esperanza feliz de la cosecha.

Ella fué lo cercano en lo remoto,
pero llenaba todo lo vacío,
como el viento en las velas del navío,
como la luz en el espejo roto.

Por eso aún pienso en la mujer aquella,
la que me dió el amor más hondo y largo,
Nunca fué mía. No era la más bella.
Otras me amaron más ... Y sin embargo,
a ninguna la quise como a ella.















Autor: José Angel Buesa




Más poemas de José Angel Buesa:

Poemas de amor de José A. Buesa
Poema de la espera
Ultimo de Amor
Mujer lejana
Poemas de despedida
Amor tardío
Amor Imposible
Poema del domingo triste
Me extrañaras
Amor secreto
Poema de Soledad
Poema de amor ajeno


.

5 de noviembre de 2009

Poema de la culpa

Poema De La Culpa





Yo la amé, y era de otro, que también la quería.
Perdónala Señor, porque la culpa es mía.
Después de haber besado sus cabellos de trigo,
nada importa la culpa, pues no importa el castigo.

Fue un pecado quererla, Señor, y, sin embargo
mis labios están dulces por ese amor amargo.
Ella fué como un agua callada que corría ...
Su es culpa tener sed, toda la culpa es mía.

Perdónala Señor, tu que le diste a ella
su frescura de lluvia y esplendor de estrella.
Su alma era transparente como un vaso vacío:
Yo lo llené de amor. Todo el pecado es mío.

Pero, ¿cómo no amarla, si tu hicistes que fuera
turbadora y fragante como la primavera?
¿Cómo no haberla amado, si era como el rocío
sobre la yerba seca y ávida del estío?

Trataré de rechazarla, Señor, inutilmente,
como un surco que intenta rechazar el simiente.
Era de otro. Era de otro que no la merecía,
y por eso, en sus brazos, seguía siendo mía.

Era de otro, Señor, pero hay cosas sin dueño:
Las rosas y los ríos, y el amor y el ensueño.
Y ella me dió su amor como se da una rosa
como quien lo da todo, dando tan poca cosa.

Una embriaguez extraña nos venció poco a poco:
Ella no fue culpable, Señor ... ni yo tampoco!

La culpa es toda tuya, porque la hicistes bella
y me distes los ojos para mirarla a ella.
Si. Nuestra culpa es tuya, si es una culpa amar
y si es culpa de un río cuando corre hacia el mar.

Es tan bella, Senor, y es tan suave, y tan clara,
que sería pecado mayor si no la amara.

Y por eso, perdoname, Señor, porque es tan bella,
que tú, que hicistes el agua, y la flor, y la estrella,
tú, que oyes el lamento de este dolor sin nombre,
tu también la amarías, ¡si pudieras ser hombre!
















Autor: José Angel Buesa




Más poemas de José Angel Buesa:

Poemas de amor de José A. Buesa
Poema de la espera
Ultimo de Amor
Mujer lejana
Poemas de despedida
Amor tardío
Amor Imposible
Poema del domingo triste
Me extrañaras
Amor secreto
Poema de Soledad
Poema de amor ajeno

Poema Del Fracaso






Mi corazón, un día, tuvo un ansia suprema,
que aún hoy lo embriaga cual lo embriagara ayer;
Quería aprisionar un alma en un poema,
y que viviera siempre... Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, silenció su latido,
y en plena lozanía se sintió envejecer;
Quiso amar un recuerdo más fuerte que el olvido
y morir recordando... Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, soñó un sueño sonoro,
en un fugaz anhelo de gloria y de poder;
Subió la escalinata de un palacio de oro
y quiso abrir las puertas... Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, se convirtió en hoguera,
por vivir plenamente la fiebre del placer;
Ansiaba el goce nuevo de una emoción cualquiera,
un goce para el solo... Pero no pudo ser.














Autor: José Angel Buesa




Más poemas de José Angel Buesa:

Poemas de amor de José A. Buesa
Poema de la espera
Ultimo de Amor
Mujer lejana
Poemas de despedida
Amor tardío
Amor Imposible
Poema del domingo triste
Me extrañaras
Amor secreto
Poema de Soledad
Poema de amor ajeno



.

Palabras de amor de José Angel Buesa

Elegía por nosotros





Erguida en tu silencio y en tu orgullo,
no sé con qué señor que te enamora,
comentas a manera de murmullo:
¡Mirad ese es el hombre que me adora!

Yo paso como siempre, absorto, mudo,
y tú nerviosamente te sonríes,
sabiendo que detrás de mi saludo,
te ahondas y después te me deslíes.

Yo sé que ni te busco, ni te sigo,
que nada te mendigo, ni reclamo,
comento, nada más con un amigo:
"Esa es la mujer que yo más amo".

Yo sé que mi cariño recriminas,
es claro tú no entiendes de esas cosas,
qué sabe del perfume y las espinas,
quien nunca estuvo al lado de las rosas.

Tú sabes que jamás suplico nada,
y me sabes cautivo de tus huellas,
que vivo en la región de tu mirada,
y comparto contigo las estrellas.

Un día nos veremos nuevamente,
y es lógico que bajes la cabeza,
tendrás muchas arrugas en la frente,
y el rostro entristecido y sin belleza.

Serás menos sensual en la cadera,
tus ojos no tendrán aquel hechizo,
y aún murmuraré- ¡Si me quisiera!
tú sólo pensarás: ¡Cuánto me quiso!








Autor: José Angel Buesa





Más poemas de José Angel Buesa:

Poema de la espera
Ultimo de Amor
Mujer lejana
Poemas de despedida
Amor tardío
Amor Imposible
Poema del domingo triste
Me extrañaras
Amor secreto
Poema de Soledad
Poema de amor ajeno

4 de noviembre de 2009

Poema a un amor secreto

Poema Del Renunciamiento


Pasaras por mi vida sin saber que pasaste.
Pasaras en silencio por mi amor, y al pasar,
fingire una sonrisa, como un dulce contraste
del dolor de quererte, y jamas lo sabrás.

Soñare con el nacar virginal de tu frente;
soñare con tus ojos de esmeraldas de mar;
soñare con tus labios desesperadamente;
soñare con tus besos, y jamás lo sabrás.

Quizas pases con otro que te diga al oido
esas frases que nadie como yo te dirá;
y ahogando para siempre mi amor inadvertido,
te amare más que nunca y jamás lo sabrás.

Yo te amare en silencio, como algo inaccesible,
como un sueño que nunca lograré realizar;
y el lejano perfume de mi amor imposible
rozará tus cabellos, y jamás lo sabrás.

Y si un día una lágrima denuncia mi tormento,
el tormento infinito que te debo ocultar,
te diré sonriente: "No es nada, ha sido el viento".
Me enjugaré la lágrima ... ¡y jamás lo sabrás!







Autor: José Angel Buesa





Poema de amor secreto-

Te Acordarás un Día



Te acordaras un día de aquel amante extraño
que te besó en la frente para no hacerte daño.
Aquel que iba en la sombra con la mano vacía
porque te quiso tanto... que no te lo decía.

Aquel amante loco, que era como un amigo,
y que se fue con otra, para soñar contigo.
Te acordarás un día de aquel extraño amante.
Profesor de horas lentas con alma de estudiante.

Aquel hombre lejano, que volvió del olvido
solo para quererte, como a nadie ha querido.
Aquel que fue ceniza de todas las hogueras,
y te cubrió de rosas sin que tu lo supieras.

Te acordarás un día del hombre indiferente
que en las tardes de lluvia te besaba en la frente.
Viajero silencioso de las noches de estío,
que miraba tus ojos, como quien mira un río.

Te acordaras un día de aquel hombre lejano
del que más te ha querido, porque te quiso en vano.
Quizás así de pronto, te acordarás un día
de aquel hombre que a veces callaba y sonreía.

Tu rosal preferido se secara en el huerto
como para decirte que aquel hombre se ha muerto.
Y el andará en la sombra con su sonrisa triste.
Y únicamente entonces sabrás que lo quisiste.








Autor: José Angel Buesa




Poema de Amor Buesa

Poema para la Esposa Ajena



Tal vez guardes mi libro en alguna gaveta,
sin que nadie descubra cual relata su historia,
pues será simplemente, los versos de un poeta,
tras de arrancar la pagina de la dedicatoria.

Y pasarán años... Pero acaso algún día,
o acaso alguna noche que estés sola en tu lecho,
abrirás la gaveta - como una rebeldía,
y leerás mi libro- tal vez como un despecho.

Y brotará un perfume de una ilusión suprema
sobre tu desencanto de esposa abandonada.
Y entonces con orgullo, marcaras la página,
y guardarás mi libro debajo de la almohada.








Autor: José Angel Buesa





3 de noviembre de 2009

Poema de amor fugaz

Poema de amor pequeño




Fue breve aquella noche. Fue breve, pero bella.
Poca cosa es el tiempo, que es también poca cosa,
porque nadie ha sabido lo que dura una estrella
aunque todos sepamos lo que dura una cosa.

Nuestro amor de una noche fue un gran amor pequeño
que rodó por la sombra como un dado sin suerte,
pero nadie ha sabido lo que dura un ensueño
aunque todos sepamos lo que dura la muerte.

Una noche es eterna para el que no la olvida,
y el tiempo nada importa para el sueño y la flor,
y, como nadie sabe lo que dura la vida,
nadie sabe tampoco lo que dura el amor.









Autor: José Angel Buesa





Poema de despedida



Nuestro amor ya es inútil como un mástil sin lona,
como un cause sin agua, como un arco sin flecha,
pues, lo que enciende un beso lo apaga una sospecha
y en amor es culpable el que perdona.

Ya es sombra para siempre lo que miró la duda
con su mirada amarga como una fruta verde;
y el alma está perdida cuando pierde
el supremo pudor de estar desnuda.

Así frente a la noche te he de tender la mano
con un gesto cordial de despedida
y tú no sabrás nunca lo que pesa en mi vida
la angustia irremediable de haberte amado en vano.




Autor: José Angel Buesa





1 de noviembre de 2009

Recordandote



Ahora que ya te fuiste, te diré que te quiero.
Ahora que no me oyes, ya no debo callar.
Tú seguirás tu vida y olvidarás primero.
Y yo aquí, recordándote, a la orilla del mar.

Hay un amor tranquilo que dura hasta la muerte,
y un amor tempestuoso que no puede durar.
Acaso aquella noche no quise retenerte.
y ahora estoy recordándote a la orilla del mar.

Tú, que nunca supiste lo que yo te quería,
quizás entre otros brazos lograrás olvidar.
Tal vez mires a otro, igual que a mí aquel día.
Y yo aquí, recordándote, a la orilla del mar.

El rumor de mi sangre va cantando tu nombre,
y el viento de la noche lo repite al pasar.
Quizás en este instante tú besas a otro hombre.
Y yo aquí, recordándote, a la orilla del mar.








Autor: José Angel Buesa







Entradas populares

È