Poemas cortos de Una Mujer, Un Mar en Calma: 01/01/2019 - 02/01/2019 Escritora Arjona Delia
Escritora Arjona Delia

31 de enero de 2019

Cartas de amor cortas y sencillas

¡Buen día, amor! ¿Sabes qué día es hoy, mi amor?
Es día 3. Quizás para otras personas esa fecha no signifique nada, pero para nosotros sí, ¿verdad, mi amor?...
Nos recuerda ese día maravilloso, inolvidable, en que cada uno de nosotros decidió no estar más solo, que decidió compartir su vida con la persona que más quería, que decidió formar una pareja… una pareja unida, la cual se propuso hacer crecer su amor día tras día, hacerlo madurar plenamente mes tras mes, y hacerlo firme año tras año.

Cartas de amor y poesías













Sí, amor, hoy cumplimos tres meses de felicidad, de amor, de comprensión. Y aunque en estos momentos no estemos juntos para decirnos miles de cosas relacionadas con nosotros, con nuestro amor, muy pronto lo estaremos… y para siempre.
Pero a pesar de la distancia, de los pocos kilómetros que nos separan, te tengo a mi lado, te llevo en mis pensamientos constantemente y sé que tú también me tienes allí, en algún rinconcito. Sólo espero que estés bien y que me recuerdes, pero que al hacerlo no te pongas triste, sino que pienses en todos los momentos hermosos que vivimos juntos… Sí, no sabes cuánto agradezco el haberte tenido a mi lado, ya que esto me ayudó a soportar nuestra separación física; me ayudó a comprender cuánto te quiero; me ayudó a saber que mi amor por ti es distinto cada día.
Por eso, ¡qué hermoso es tenerte! ¡Qué hermoso es saber que se tiene alguien en quien pensar a cada momento, que tienes a tu lado una persona en quien confiar, alguien a quien tú puedas comprender, alguien a quien esperar, alguien a quien escribirle cartas, sabiendo que le agrada mucho recibirlas y leerlas!...
Por eso,  quiero darte las gracias por permitirme compartir mi vida contigo, por hacerme feliz a tu lado, por hacerme tu amiga, tu compañera…
¡Gracias, muchas gracias por haberme elegido a mí para estar a tu lado!
Sí, creo que lo más maravilloso que pudo haberme pasado es haberte conocido a ti…
Mi amor… cómo explicarte… cómo decirte que te quiero y cómo pedirte que no cambies, que deseo que sigas siendo siempre ese chico alegre, simpático, feliz, con un amor tan grande dentro de sí, que su felicidad se ve en sus ojos… que sigas siendo ese muchacho que me comprende cuando no quiero hablar, que me entiende cuando quiero decir algo aún sin decirlo, que me entiende cuando más lo necesito…
Sí, mi amor, cada vez que voy a hacer o a decir algo, pienso en qué harías o dirías tú si estuvieras presente, y así tú, a pesar de tu ausencia, me ayudas mucho y no sabes cuánto.
Quisiera que en estos momentos estuvieras a mi lado para abrazarte y decirte cuánto te quiero, cuánto te necesito, cuánto te extraño.
Extraño tu sonrisa, tu mano, tus ojos, tu voz…
Perdóname, pero no sé lo que me pasa. Quisiera tratar de comunicarte de alguna manera lo que siento dentro de mí, y a veces… ¡tonta de mí! Pienso que no me comprendes. Aunque creo que sí, que tú me comprendes porque tú sientes lo mismo que yo.
Una vez me dijiste que “las despedidas son tristes”. Temo dejarte en este momento, pero prometo seguir esta carta en otra oportunidad…
“Un beso”.






Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia





TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









28 de enero de 2019

Cartas de amor y un regalo


Hola, mi amor! Acabo de recibir tu carta fechada el 3 de junio. No sé por qué razón no la recibí antes, pero te aseguro que casi me dejas sin respiración. ¿Puedo hacerte una pregunta? ¿Dónde aprendiste a hacer cartas tan, tan lindas? ¿Ves que no sólo yo las hago bien? Tú las haces perfectas, al punto, pues consuelan, estimulan y expresan tu amor, todo al mismo tiempo…
Cartas de amor y poesía














A medida que iba leyendo, parecía que estaba soñando, y leía, leía una y otra vez para tratar de convencerme que era cierto que lo que leía era “tu carta”.
La verdad es que por un lado me alegra que aunque estés lejos puedas expresar lo que sientes, y me llena de felicidad pero no tanto como cuando me lo decías personalmente…
En cuanto a que me fallaste el miércoles, sabes que no tuviste la culpa. El regalito en otra ocasión será. Yo también te había llevado algo, pero como no lo podía guardar… “me lo comí”. Era un bombón.
 Todas las noches miro y miro tu foto, pero no me basta, deseo tenerte a mi lado, caminar juntos, de la mano o abrazados…
¿Sabes en qué estaba pensando hoy? En el casamiento de Hugo. Cada vez que pienso en ello me causa como un cosquilleo en todo el cuerpo. Esa noche, no sé por qué razón, “cada vez que intentaba mirar donde tú estabas, tú me estabas mirando”. ¿Recuerdas cuando me regalaste el clavel? Primero la ofreciste al grupo y luego de decir “¿quién la quiere?” me lo entregaste a mí.
Supongo que no te animaste a ofrecérmelo directamente porque no sabías qué pensaba yo de ti… ¿puede ser? ¿Qué te parece si en la próxima carta que me escribas, me cuentas qué pensabas esa noche, qué hiciste luego de darme el clavel, si lo comentaste con alguien o si me cuentas todas las veces que “me vigilabas”, ¿de acuerdo?
Y si tú quieres que yo te cuente algo en particular, dímelo, que no tendré problemas al confesarme. Por ejemplo, puedes hacerme una listita de preguntas y mediante lo que yo te responda podrás conocerme un poquito más. Yo haré lo mismo contigo, ¿hecho?...
Siento dejarte ahora, pero como estoy segura que el sábado o domingo tendré noticias tuyas, continuaré esta conversación allí.  ¡Te quiero muchísimo!
Buenas noches, mi amor.





Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia






TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









26 de enero de 2019

Cartas de amor: Querido amor



“Querido”amor:
¿Sabes qué? Antes escribía “querido” en las cartas, como algo rutinario, pero ahora esta palabra tiene un significado para mí.
Buen día, mi amor, ¿recuerdas qué día es hoy? “Es 12”. Hace un mes empezamos a caminar de la mano sin temor de que nadie nos viera juntos, libremente. Fue el día que empezamos a decirnos cuántos nos amamos y a mirarnos a los ojos con ternura, con dulzura, con amor…

Cartas de amor y poesía












 Nunca olvidaré ese día. Recuerdo que tenía ganas de abrazarte, de decirte cuánto te quiero y contarte que soy feliz porque ya todos saben que nos amamos.
Mi amor, ¿sabes? Antes, cuando no te conocía, simplemente vivía rutinariamente. Me levantaba, comía, trabajaba, estudiaba y me acostaba. Pero ahora, ¿cómo “vivir solamente por vivir”? ¡Imposible!
No puedo evitar el acostarme y levantarme pensando solamente en ti… no puedo evitar que todo lo que haga o piense, sea en torno a ti. Me doy cuenta que te necesito para vivir.
Los primeros días pensaba en cuando tuvieras que viajar lejos, que pasaría...
Es cierto que esa separación me va a doler y que te voy a extrañar y necesitar muchísimo, pero también es cierto y “lo sé” que voy a poder soportarlo, porque en tu supuesta ausencia tendré en quién pensar y en qué pensar… Pensaré en todas las veces que nos vimos, leeré y volveré a leer todas tus (o mejor dicho “mis”) poesías; también en lo bien que la pasamos juntos y lo mejor que la pasaremos más adelante, cuando nos conozcamos mucho más y cuando nuestro amor crezca y madure más plenamente.

También pensaré en tus hermosos ojos, chiquitos y picarones, en tu manera de hablar, de caminar, de sonreír, de mirar…
Mi amor: Eres lo más hermoso que he conocido en mi vida, y ¿sabes qué? Cuando te comparo con otros muchachos no puedo evitar el sentirme tan feliz, ¿sabes por qué? Porque tú eres único, no hay dos iguales a ti. Hay uno solo que tenga tu manera de ser, lo que a mí me gusta, uno sólo a quien yo quiero, extraño y necesito. Si tú lo ves, por favor… díselo. Dile estas cosas y muchas más que no me atrevo a escribir…
Mi amor, después de conocerte, ¿cómo no sentir todas estas cosas?
Mmmm… no vas a creerlo pero tengo que cortar esta carta porque no quiero llegar tarde al trabajo. Chau, mi amor, que sigas muy bien y piensa en mí como lo haces todos los días, o cada día un poquito más. Perdona que tengo que cortar la carta, pues me hubiese gustado seguirla.






Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia





TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









24 de enero de 2019

Cartas de amor: la comprensión



Mi amor: No sabes lo agradable que me siento al estar a tu lado, lo feliz que me hace sentirte al lado mío y conocerte cada día más, lo hermoso que es sentirte mío y que ambos miremos hacia una misma dirección.
Tú me lo dijiste una vez: que amar no es mirarse a los ojos pero yo agregaría que es mucho más que eso. Amar es pensar en un punto y desear llegar a él, juntos. Amar es pensar si lo que vamos a hacer hará feliz a nuestro compañero, es tener las mismas esperanzas, los mismos anhelos en cuanto al futuro. Es comprenderse sin una palabra. Es caminar de la mano juntos, sintiéndonos felices.

Cartas de amor y poesías














“Feliz”, una palabra pequeña, que encierra muchísimo significado, al igual que la palabra “amor”, dicen cosas que, paradójicamente, son muy difíciles de explicar con palabras, y sólo se sienten.
Amar es no hacer sufrir a la otra persona, por lo que es mejor no contar las cosas que no edifican sino que sólo derriban, desunen. No vale la pena ni mencionarlas ni pensarlas, ¿tú me comprendes, verdad?
Mi amor, no sabes lo hermoso que fue conocerte para mí. Por eso, para mí “amar es conocerte a ti”.
¡Te quiero y muchísimo! Por eso es que no puedo soportar el no verte un día, porque tú eres mi único amor, el verdadero. Verte a ti, sentirte a mi lado, es como sentir el sol o verlo luego de un día lluvioso. A tu lado encuentro paz después de un día agitado. A tu lado sonrío aún cuando no tengo ganas. A tu lado tengo amor, ternura, cariño y comprensión…
Si tú supieras cuánto deseo y anhelo,  que las 24 horas del día estés a mi lado… ¡cuánto deseo el no tener que pensar que si llego tarde a casa me dirán algo! Para ese entonces no tendremos que pensarlo porque llegaremos “temprano o tarde” a “nuestra casa”. En ella estaremos siempre juntos y nos amaremos cada día más. Y aunque no todo fuera “color de rosa” y sobreviniera la rutina de nuestros quehaceres, para nosotros no lo será porque no es una simple rutina sino un “hacer y trabajar” para alguien que amamos… para quien más queremos.
De tan sólo pensarlo… ¿sabes lo que significa que podamos decidir juntos qué se hará en nuestro hogar en cuanto a este o aquel problema, o cómo podremos solucionarlo o mejorar esto o aquello?
También decidir cosas simples y pequeñas, como el color de las paredes o donde pondremos este cuadro, un florero o un espejo. ¡Tantas cosas podremos hacer juntos! Si ahora somos felices con cosas simples y con lo poco que tenemos para compartir, más adelante lo seremos más, porque cada minuto, cada segundo estaremos haciendo cosas para “nuestra felicidad”.
Mi deseo, finalmente, es que juntos podamos llegar a ese punto no muy lejano que nos hará felices por el resto de nuestras vidas.
Chau, mi amor, perdoná la letra y los errores, pues no hago borradores y simplemente escribo lo que siento. No sabes cuánto me cuesta dejar la birome y el papel, pero lo tengo que hacer si no quiero llegar tarde. ¡Hasta luego!







Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia






TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









21 de enero de 2019

Cartas de amor: Primer mes


¡Un mes! Ayer cumplimos un mes de amor, de gozo, de paz, de felicidad, de alegría…
Creo que no me alcanzaría el tiempo para decir todo lo que sentí este mes…
Abril… ni tú ni yo olvidaremos ese mes, el más hermoso, donde el sol es tibio, suave, los días cálidos, y en el que nació nuestro amor.

Cartas de amor sencillas
















¡Cuánto te quiero! Y cuánto agradezco al habernos conocido, el habernos enamorado, el conocernos cada día un poquito más, el estar juntos, unidos… aún en la distancia.
Nunca pensé que iba a sentir algo así por alguien, que iba a conocer a alguien como tú, simpático, amable, cortés, “poeta”, enamorado.
Mi amor, me alegro muchísimo que mis cartas te gusten, pues esto me insta a escribir, (de lo contrario, si no te gustaran, no te escribiría tan seguido)
¿Sabes qué? Por más que quiero evitar repetir mis palabras, no puedo, no puedo dejar de escribir y expresar en el papel lo mucho que te quiero.
Algunos dicen que el repetir o hacer siempre lo mismo llega a ser rutina… pero nuestro amor no lo es. No puede serlo porque no siempre es igual, sino que crece. Gradualmente, pero crece.
Es gracioso, pero si alguien me pidiera que explicara qué es el amor, no sabría qué decirle. Me costaría explicarlo.
Mi amor: ¿hay algo más hermoso que estar enamorado?
¿Hay algo más hermoso que sentir que nos quieren, que nos necesitan, que nos extrañan?
Bueno, sé que no es todo lo que yo quisiera escribir, no son suficientes estas líneas, pero hay responsabilidades que una debe cumplir y no puedo cerrar mis ojos a la realidad.
¡Chau, mi amor! ¡Te voy a extrañar!
Y espero que no sólo cumplamos un mes, sino que más adelante no se puedan contar de los muchos que serán.
Ah, otra cosa: “¡Escríbeme!”. Aunque sean tonterías, aunque no te salga nada.
Sé que tus palabras me van a llegar al corazón más que cualquier bonita palabra que cualquiera pudiera decir, y ¿sabes por qué? Porque son tuyas, porque tú sabes lo que se siente al recibir una carta de alguien que te quiere, aunque diga o no cosas importantes.
¡Sigue así, mi amor!







Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia





TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









19 de enero de 2019

Cartas de amor: Amor a la distancia


Hola, mi cielo, ¿cómo lo estás pasando en estos días preciosos? Espero que muy bien.
Y estoy muy bien y muy contenta por el hecho de que escribiste a casa. Ya ves que si  recibí tu carta es porque no me la rompieron. Igual, no te preocupes ya que por aquí las cosas respecto a tu papá y a ti, andan bien. Se podría decir que ‘excelente’ ya que de vez en cuando preguntan por ti. No sé si será por curiosidad o por qué.

Cartas de amor y poesía

















En la carta que recibí hoy me decías que me enviaste un cuentito a tu casa, pero aún no lo he recibido, por lo que no podré decirte si me agrada. Pero en cuanto a los versitos o pequeñas poesías que me envías… bueno… contigo uno aprende. Dice el dicho que el alumno supera al maestro, ¿verdad? Pero en este caso a mí no me gustaría superar al maestro ya que como sabes, mi debilidad son las cosas pequeñas y no creo que algún día llegue a hacer poesías más largas.
Y gracias por decirme que te gustaron los dibujitos que te envío, pues me das incentivo para hacerte más. Gracias también por decirme que no gaste en cartas certificadas, que te las mande simples. ¿Hacemos un trato? Por cada carta que te mandaba antes certificada, ahora te enviaré cuatro cartas simples más y así saldré ganando: ¡cinco cartas por el mismo costo que una y estaremos más comunicados que antes! ¿De acuerdo, mi amor? Cariño, recuerda que aún te quiero y te necesito. Gracias por decirme que tú necesitas que yo te lo diga…






Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia





TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









17 de enero de 2019

Cartas de amor sencillas

¡Hola, amor!
Hoy sí llegó el cartero, ¿y sabes para qué? Para agradecerte la muy linda tarjeta del atardecer que me enviaste. Sinceramente me gustó muchísimo y me hizo pensar en el atardecer que tanto deseo compartir contigo. La carta que me diste también me agradó y me alegro de que mi carta te haya gustado, pero sinceramente, todo, todo lo que escribís es verdadero, aunque me da un poco de rubor reconocer que desee todas esas cosas.

Cartas de amor y poesías



















 Pero, ¿sabes? Me ocurre que cuando me pongo a pensar, me asusto de mis propios pensamientos. Porque es la primera vez que deseo que otra persona haga lo que yo hago, que piense en lo que yo pienso, que desee las mismas cosas, que sienta lo que yo siento, que esa persona me quiera y que piense en mí… y esa persona “eres tú”.
¡Cómo me gusta llamarte por tu nombre! Te confieso algo: creo que las chicas del taller se dieron cuenta que algo raro me pasa, porque dicen que estoy mucho más pensativa que antes y a veces tengo ganas de gritarles ¡que sí! ¡que pienso en alguien y que ese alguien eres tú! Que pienso en tus hermosos ojos color cielo, chiquitos pero que tienen encerrados en ellos un gran amor, ojitos que me dicen tantas cosas a la vez, me dicen que me quieren, que me necesitan y me extrañan…
Querido amor… ¡cuánto, cuánto desearía que mis ojos te dijeran las mismas cosas y muchas más! Pero no se animan, no quieren hablar. Aún así, pienso que un poco más adelante se animarán a hablarte y te dirán que te necesitan, que te aman, que te extrañan, que ríen cuando tú ríes, que lloran cuando tú lloras, que sufren cuando tú sufres.
Mi amor: tan sólo pasan horas desde que no nos vemos y ya te extraño… ¿Por qué me pasa esto? ¿Por qué deseo que estés a mi lado todo el día? ¿Por qué deseo que caminemos juntos, aunque sea en silencio, pero unidos? ¿Por qué es que siento tantas cosas raras y no puedo explicarlas? ¿Por qué deseo escribirte, contarte y decirte tantas cosas? ¿Por qué es que siento que si tú me faltas es como si me faltara el aire y el agua? ¿Por qué?
Si tú lo sabes, ¡cállalo! Porque yo también lo sé, pero me da miedo reconocerlo. Este amor es cierto, no es un sueño, es una realidad.
Como te decía, tendremos muchas oportunidades de escribirnos, pero no sé, es un deseo nuevo en mí el de escribirte estas cartas aunque nos veamos regularmente.
Hay algo que me impulsa a expresar en un papel lo que siento, lo que pienso, algo que no me deja que me quede con mis sentimientos, algo que me guía y que guía a mi mano a escribir.
No quiero cerrar los ojos a la realidad. Sé que más adelante [cuando te trasladen a Magdalena] te voy a extrañar, y mucho. Voy a extrañar tu voz, el perfume de tu piel, tu mano sobre mi hombro, que tú camines a mi lado, que me digas que me quieres, tus hermosos ojos, pedacito de cielo que me miran…
Sé que los días pasan rápido, pero creo que tú me entiendes, que piensas igual que yo, que cuanto más te veo, más quiero verte… quizás mañana vuelva a escribirte otra carta igual que esta, pero bueno… creo que nunca me alcanzará el papel para expresarte todos mis sentimientos. Espero no haberte cansado al repetirte tantas veces que “te quiero”.
¡Buenas noches, mi amor!








Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia





TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









14 de enero de 2019

Cartas de amor cortas

Mi muy querido amor:
¿Qué puedo decirte que no te haya dicho ya? Conoces mis sentimientos y cada día que pase me irás conociendo un poco más, al igual que yo a ti.
Lo único que puedo decirte es que nunca creí que fueras como eres. Me gusta todo de ti. Tu manera de ser, de reír, de hablar, de tomar las cosas…

Cartas de amor y poesía
















¿Sabes? Te confieso que a veces estoy un poco triste o decaída por equis razón y cuando te veo a ti, cuando veo tu felicidad, tú me la transmites, me haces sentir feliz a tu lado. Cada vez que me dices que me quieres es como sentir que lo tengo todo, que tu amor lo cubre todo.
Sé que me quieres y te lo agradezco mucho. Te agradezco que me hagas sentir feliz a tu lado, que me comprendas. Será por eso que cada día tengo más ganas de verte, de estar a tu lado, de conversar contigo y de escucharte. Sólo te pido una cosa… ¡nunca dejes de quererme! Te necesito a mi lado para creer, para esperar, pero por sobre todo… para amar.
Sólo recuerda esto: “que hay en algún lugar del mundo una casita para los dos”.
Creo que no faltarán ocasiones para seguir escribiéndonos, pero me gustaría muchísimo que tú también escribas otra ahora, ya que a mí también me gustan tus cartas, aunque más me gustan tus poesías porque reflejan un poco tu personalidad, ya que vuelcas en ellas todos tus sentimientos, tu manera de pensar…
 Sólo una cosa más… ¡No cambies nunca!

“Con amor de tórtolos”,






Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia





TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









12 de enero de 2019

Cartas de amor: No te olvido

Te quiero y te necesito.
No creas que mi amor se va apagando o que te olvido… ¡No! Por favor. No te olvido.



Cartas de amor y poesía














Yo aún te quiero. Te necesito más que antes. Tú eres el fósforo que enciende mi llama. Si tu fósforo nunca se apaga, mi llama seguirá encendida. Si tu amor por mí no muere, no morirá el mío, ya que si sigue existiendo y crece, es porque tú estás vivo y porque me quieres…
Es cierto lo que tú decías… “si el fuego es grande, el viento no lo apagará fácil”. Si nuestro amor es verdadero, no puede apagarlo el viento de las dificultades ni ninguna tormenta de problemas que quizás debamos afrontar.
Te quiero, mi amor. No lo olvides, y recuerda que si yo sigo existiendo, es para amarte.
“Espero verte pronto”.







Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia





TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









10 de enero de 2019

Ejemplos de Cartas de amor


Querido Amor: Te escribo porque siento necesidad de hacerlo. Acabo de leer tu poesía, me gustó muchísimo, me emocionó y me movió a escribirte y expresar en unas líneas lo que siento en este momento.
Sueño en el día en que formemos un hogar, “los dos juntos”. No importa dónde sea, ¡qué importa que haga frío, calor, viento o lluvia! Lo único importante es que tú me quieras y yo te quiera, todo lo demás es secundario.















Pero si a ti te agrada mucho la naturaleza, y tienes deseos de ir a Córdoba, a San Luis o adonde sea, iremos, porque “adonde tú vayas, yo iré”. Te seguiré porque te necesito. Por eso te esperaré todo el tiempo que sea necesario a fin de realizar nuestro sueño. No habrá nada ni nadie que impida que se realice. ¡Qué importa lo que mi padre piense! ¿Qué importa si se opone, o si no te recibe como debería? ¿Qué importa? Si lo único que importa es nuestro amor.
¡Te quiero! Nunca me cansaré de repetir estas palabras y espero que tú tampoco.
¿Sabes cómo sueño que sea nuestra casa? Una casa chiquita pero llena de amor, con un enorme jardín, con muchas flores que ambos cuidaremos con cariño. Pero no tan pequeña, porque también deseo que por ese jardín correteen unos cuantos chiquitos que se parezcan a nosotros dos, que tengan el color de tus ojos y el de mis cabellos, y que todos juntos corramos por el campo, y que tú cortes florecillas silvestres para mí, y que cuando nos cansemos de correr, nos sentemos debajo de un árbol y que tú recites poesías para mí…
Sólo espero que tú también desees estas cosas y que no queden en un sueño sino se transformen en realidad. ¿Sabes? Últimamente no sé qué me pasa, o quizás sí lo sé pero me cuesta creerlo… pero es que deseo compartir tantas cosas contigo…
Quiero ser quien planche la ropa para ti, quien cocine para ti, quien te abra la puerta cuando llegas de trabajar y quien te prepare el desayuno a la mañana o quien te despida con un beso.
También, mirar juntos hacia el cielo, ver la luna, las miles de estrellas de un cielo limpio, o contemplarlo claro y celeste… como tus ojos.
Ver el atardecer con sus infinidades de colores hermosos. Caminar por las veredas llenas de hojas secas y que al pisarlas hagan ruido, un sonido bello como nuestro amor. O sentir el silbido de los pájaros cuando van a sus nidos al atardecer.
Sentir en la piel el tibio sol del otoño o que tú me regales una flor que las representa a todas, o en los días de lluvia ver por el cristal cómo resbalan las gotas, una tras otra.
No sé si a ti se te ocurre lo mismo. Es raro, pero es la primera vez que me detengo a pensar en estas cosas y la primera vez que deseo compartirlas con alguien, y me alegro muchísimo de que ese ‘alguien’ seas “tú”.
Quisiera contarte tantas cosas, pero soy tonta, y a veces no me salen las palabras. Quizás más adelante, cuando te conozca más, me anime.
Me gustan las cartas, nunca recibí una y espero que la tuya sea la primera.
Como ves, se acaba la hoja y no puedo escribir más, pero no faltarán ocasiones de hacerlo.

Firma: “Alguien que piensa en vos y que desea compartir su vida contigo”.






Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia





TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









7 de enero de 2019

Cartas de amor

De mi libro "Cartas de amor con poesía"

Querido Amor:
Ayer me pediste que escribiera una poesía para ti, pero por más que lo intenté, no lo logro, pues nunca hice una y no sé cómo empezar, por eso prefiero escribirte una carta. Creo que escribir me ayuda mucho, porque hay cosas que me cuestan decir y la carta es un medio por el cual me puedo expresar con más facilidad y libertad.



















Mirá, no sé qué decirte, lo único que sé es que “te quiero” y que muchas veces pensé en ti.
Aún recuerdo el primer día que te vi. Fue un día que estuvimos en una construcción. No sé por qué, pero te vi y me puse nerviosa. Recuerdo que tú fuiste al mediodía. Entraste a la cocina, donde yo estaba estudiando, y al pararme me enganché la ropa con el mantel y se cayó todo; por eso cuando me saludaste por primera vez, yo estaba levantando los lápices del suelo.
Como esa vez, recuerdo otras más en que nos vimos.
¿Y sabes cuándo vinieron a mi mente, todas juntas?
El 3 de abril, cuando me declaraste tu amor. Esa noche no pude dormir, pensando en tus palabras. La verdad fue que me tomaste de sorpresa, no esperaba que tú me lo dijeras tan pronto, es decir, luego de otras veces que nos vimos (en la construcción, cuando te cebé mates, dos veces en picnics). Es cierto que nos mirábamos y que nuestra mirada lo decía todo, pero en sí, vos no me dabas ninguna señal de que yo te interesara. Sólo me la diste en el casamiento de Hugo, al obsequiarme una rosa... (“¿Quién la quiere?”- preguntaste. Y la pusiste en mi mano). Yo pensé recién ahí que empezaba a gustarte y esperaba que algún día me lo dijeras, pero no tan pronto. Por eso es que me sorprendiste con tu proposición.
Ayer me sacaste de una duda, pues vos me gustabas desde el primer día en que te vi. Aún cuando yo no te amaba, siempre que tenía la oportunidad, trataba de averiguar cosas de vos. Y cuando me dijeron que “ya estabas ocupado”... ¡qué desilusión tuve! Yo te hubiera dicho desde el primer día que te quería, pero me costaba demasiado decírtelo, por mi timidez (una debilidad que quiero vencer y espero que con tu ayuda pueda hacerlo).
“Quiero comprenderte” y quererte cada día más.
Asimismo, quiero que tú también me comprendas y me tengas paciencia. Aún no me conoces como persona y espero no decepcionarte, que la imagen que tienes de mí, nunca, nunca se borre, es más, que crezca día a día, como nuestra espiritualidad. Sólo espero no haberte cansado con esta carta. Me parece que el papel es demasiado frío para explicar lo que siento dentro de mi ser. Es imposible poder explicarlo sólo con palabras o transmitirte todas las cosas que siento. Lo único que me sale ahora es que “te quiero”...
No quiero lastimarte y no quiero que tengas dudas. Si a veces no te respondiera como debería hacerlo, te pido que me comprendas y que me ayudes. Si a veces hiciera algo mal o algo que no correspondiera, me gustaría que me lo dijeras y trataré de progresar, de mejorar en conducta, apariencia y habla.
Por medio de estas cartas vas a conocer un poco más cómo soy. Me gusta escribir y espero que a ti te guste leer. No escribo mucho pero cuando lo hago trato de expresar lo que siento y que la otra persona no se quede con las ganas de seguir leyendo. Aunque es la primera vez que escribo una carta de amor, creo que no será la última. Tendremos muchas oportunidades de seguir escribiéndonos, muchas más. Pero en todas, las únicas palabras que hallarás repetidas, son dos:
“TE QUIERO”.
Dos palabras que aprenderás a conocer cada vez más.
Con cariño y amor sincero.





Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia





TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









4 de enero de 2019

LOS TRES REYES MAGOS - Poemas cortos para niños -

Para este 6 de enero pedí tu deseo sincero, pues están llegando de lejos los tres reyes de Belén. Traen muchos juguetes para todos los pequeños que se portaron bien. Escribí pronto tu cartita que ya llegan muy prontito los tres reyes magos.

poemas reyes magos














LOS TRES REYES MAGOS
(Arjona Delia)

¿Ya pusiste el zapatito?
Ya se acercan despacito
¡los tres reyes de Belén!
Traen juguetes y sueños
para todos los pequeños,
para los grandes también.

A la mañana temprano
muy cerquita de tu mano
tu regalo encontrarás.
Pues leyeron tu cartita
y ya vienen de visita
¡no lo olvidarás jamás!

Porque cada seis de enero
vienen estos tres viajeros
Melchor, Gaspar, Baltasar.
Cerca de tus zapatitos
deja mucha agua y pastito
¡muy prontito han de llegar!






Publicado en el libro de Arjona Delia
Todos los derechos reservados.
Copyright ©04/01/2019 by Arjona Delia






TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









POEMA  A LOS REYES PARA NIÑOS 

poemas cortos reyes magos















QUERIDOS REYES
(Arjona Delia)

Yo ya escribí mi cartita
hoy espero la visita
de los reyes de Belén.
He pedido regalitos
les he dejado el pastito
y un poco de agua también.
Ya acomodé mis zapatos
porque vendrán en un rato
Continuar leyendo el poema... 



Poemas De Los Reyes Magos




Poemas a los reyes magos












Zapatitos en las puertas
¡las ventanas bien abiertas!
¡pues los reyes hoy vendrán!
Bandejitas con pastitos
cartitas con tus escritos
¡regalos hoy nos traerán!
Son los reyes, traen sueños
para grandes y pequeños
Continuar leyendo el poema...















Gaspar, Melchor, Baltasar,
la estrella blanca los guía,
en camellos van a viajar
y juntos saldrán de gira.
Los niños escriben cartas,
piden muchos regalitos,
para que ellos los repartan





Entradas populares

È