POEMAS DE UNA MUJER: 10/01/2016 - 11/01/2016 Escritora Arjona Delia
Escritora Arjona Delia

13 de octubre de 2016

POEMAS CORTOS AL DÍA DE LA MADRE

Ser madres es la experiencia más maravillosa que puede sentir una mujer. Engendrar vida en nuestro vientre es un milagro y una bendición. Es una aventura, un viaje a un increíble mundo  donde se priorizan las emociones. Es el mayor tesoro que podemos tener en la vida.

Poemas día de la madre

Primer premio en poesía 2016, Concurso literario “Bajo el signo del amor”.

Ser madre
(Arjona Delia)


Ser madre es una aventura
que cargada de dulzura
te incentivará a soñar.
Es un viaje a lo increíble,
de un amor indescriptible,
¡del milagro de engendrar!

Ser madre es dar día a día
de tu tiempo, tu energía,
de tu afecto y tu bondad.
Es un amor verdadero,
un sentimiento sincero,
traspasa la eternidad.

Concebir es darle a un niño
nuestro amor, nuestro cariño,
de forma incondicional.
Es sentir las emociones
palpitando corazones
¡en el vientre maternal!

Ser madre es ser esforzada,
para que no falte nada,
dar abrigo y dar calor.
Que el cansancio no te importa,
todo aguantas y soportas,
¡para darles lo mejor!

Es ejemplo y enseñanza,
es fortaleza y templanza
y constancia al educar.
Es sentir la dicha plena
que satisface y te llena
el alma, para avanzar.

Engendrar es ser la estrella
que va marcando la huella
y da alas para volar.
Ser madre, yo lo valoro,
¡porque es el mayor tesoro
que podemos alcanzar!





Publicado en el libro “Entre plumas y pinceles” de Arjona Delia
Todos los derechos reservados.

Copyright ©13/10/2016 by Arjona Delia

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.



POEMAS PARA EL DÍA DE LAS MADRES

Ser madre, una palabra relativamente corta, pero que encierra dentro de ella miles de cosas.  Ser madre es una experiencia única, difícil de explicar los sentimientos que se perciben ante una nueva vida.  Ser madre es algo maravilloso, es un amor para toda la vida. Aun cuando pasamos por esta experiencia de ser madre no nos olvidamos de la nuestra y es cuando más la recordamos. Agradecemos a nuestra madre todo lo que nos ha enseñado porque ahora pasamos por un examen en donde debemos aplicar todo lo aprendido y más… Ser madre es una bendición, es sentir un amor incondicional, es enseñar a vivir y es dar alas para que aprendan a volar.
poemas dia de la madre

RECUERDOS DE MI MADRE
 (Arjona Delia)


En mi cofre de recuerdos
guardo todas sus palabras,
no la destruyen el tiempo,
pues de amor están cargadas.

Sus consejos cotidianos,
trasmitiendo su enseñanza,
la ternura de sus manos,
con caricias de esperanzas.

Sentada sobre mi cama
se detenía un momento,
arreglaba mi piyama
y me regalaba un cuento.

Contemplaba mi descanso,
ordenaba la frazada,
y mi sueño era un remanso
calmado por su mirada.

La tibieza de sus manos
aplacaba soledades,
en invierno y en verano
contemplé felicidades.

Eran manos perfumadas
con aroma a primavera,
sus caricias delicadas,
valerosas consejeras.

¡Quiero volver al instante
en que arrullaba mis días!
Que brillaba cual diamante
¡y de amor maternal vestía!

Aunque pasen muchos años
yo nunca la he de olvidar.
Cada día más la extraño,
¡mamá siempre te voy a amar!






Todos los derechos reservados.
Copyright ©13/10/2016 by Arjona Delia


Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.

1 de octubre de 2016

POEMAS AL DÍA DE LA MADRE

  Es el ser más maravilloso que existe en esta tierra. Es la encargada de fecundar la semilla que nos dará la vida. Nuestras madres queridas. Nos educan, nos enseñan, nos cuidan, nos miman y guían nuestros pasos dando lo mejor de sí.  Son el puntal del hogar en donde se tejen los sueños y esperanzas. Nuestras madres, nuestro ángel protector.
poemas día de la madre


RECORDANDO A MI MADRE
(Arjona Delia)

Para mi madre tan querida,
a ella, que me dio vida,
hoy la quiero recordar.
Su sangre corre en mis venas.
¡Era la mujer más buena!
¡Nunca la voy a olvidar!

Una mujer luminosa,
era sabia y valerosa,
quien alentó mi soñar.
Construyó fuertes cimientos,
con profundo sentimiento,
y fue puntal de mi hogar.

Si lloraba amargamente
me abrazaba dulcemente,
y me sentía mejor.
Festejaba mis progresos,
me envolvía con sus besos,
demostrándome su amor.

Apartó las injusticias,
con abrazos y caricias.
¡Siempre supo aconsejar!
Educaba día a día,
arrullando melodías,
¡me dio alas para volar!

Cuando miro en el espejo
observo su fiel reflejo,
bondadoso y maternal.
Sus creencias, sus valores,
¡fueron siempre los mejores!
Ella fue un ser especial.

Trasmitía sus enseñanzas,
con caricias de esperanza.
Siempre me supo cuidar.
Aunque estrujo mi pañuelo
es una estrella en el cielo
¡que siempre me va alumbrar!






Publicado en el libro "Entre plumas y pinceles" de Arjona Delia
 Todos los derechos reservados.

Copyright ©01/10/2016 by Arjona Delia
Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.

Entradas populares

È