Poemas cortos de Una Mujer, Un Mar en Calma Escritora Arjona Delia
Escritora Arjona Delia

20 de febrero de 2019

Cartas de amor: ¡Me haces feliz!


¡Hola, mi amor! Hoy tenía ganas de escribirte, primero porque hace mucho que no lo hago y sé que tú necesitas mis cartas, y segundo para contarte lo feliz que soy. Feliz por tenerte y feliz por quererte…
Tengo en mis manos tu carta, que acabo de releer. En ella me cuentas que te hizo feliz el hecho de verme feliz a tu lado. ¿Recuerdas el día que en la parada del colectivo nos despedimos como cinco veces, pensando que venía el micro?

Cartas de amor y poesía













¡Mi amor! ¡Mi amor! ¿Cómo no voy a ser feliz, si a cada instante me estás demostrando cuánto me quieres? El sólo hecho de ir a buscarme al trabajo, me llena de alegría. Aunque sean simplemente unos veinte minutos que nos veamos, para mí es mucho, porque demuestra lo importante que soy para ti, que me necesitas, que quieres tenerme en tus brazos aunque no se pueda más que un rato.
Te quiero,  te quiero, te quiero, te quiero y soy feliz porque tú también me quieres y porque estas dispuesto a darme tu amor, tu tiempo y tu vida.
Soy feliz, feliz, feliz porque nunca pensé que nuestro amor iba a ser tan grande. Pensé que quizás la distancia afectaría a nuestro amor. Pero ahora veo que la distancia lo avivó más. ¿Recuerdas cuando me dijiste que “la distancia es al amor como el viento al fuego”?
Si el fuego es pequeño, el viento lo apaga, pero si es grande, el viento lo hará arder más. Sí, mi amor, creo que nuestro amor es grande porque no se apaga a medida que pasan los días, sino por el contrario, “crece”.
Ya han pasado casi ocho meses desde que estamos juntos y en todo este tiempo sólo me he arrepentido de algo: de no haberte conocido antes.
¿Sabes? Te confieso algo: Cuando me hablaste de tu amor, yo dudé. No de tu amor, sino de poder llegar a algo tú y yo. Te creía muy distinto a lo que eres. Pensé que nunca llegaríamos a llevarnos bien. Tenía miedo de que no me comprendieras. ¡Cuánto me equivoqué! Creo que no nos llevamos tan mal. Porque tú siempre logras hacerme reír, por una u otra razón.
Me haces feliz porque con cada gesto tuyo, una palabra, una caricia, un beso, son cosas que me agradan y me demuestran cuánto me quieres y que tu intención es verme feliz. Eso… eso es todo para mí.
¡Eres lo más hermoso que tengo!






Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia





TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









18 de febrero de 2019

Cartas de amor: Aniversario


Hoy es un día especial, ¿verdad?
Cumplimos siete meses de noviazgo y por eso te envío este regalito (una foto). Sabes, mi amor, al ir conociéndote he llegado a comprender que no quisiera estar a tu lado siete meses o un año… sino toda la vida. Quisiera tenerte a mi lado para siempre.
Cartas de amor y poesía


















A veces reconozco que no sé decírtelos con palabras y quizás eso te hace dudar, pero sé que ahora sabrás comprenderme. Por favor, ¡no quiero que dudes de mi amor hacia ti! Te quiero, créemelo, y mucho.
Por eso es que me duele no tenerte a mi lado en este día.
¿Sabes? Me pone muy contenta el ver que me estás conociendo, que ya me conoces, por ejemplo, cuando estoy enojada, como también sabes cuando estoy contenta o cariñosa contigo.
Me agrada porque no tengo siempre que decirte lo que me gusta o disgusta, sino que tú lo llegas a comprender y te das cuenta qué siento, por mi actitud, gestos, palabras, etc.
Ayer cuando salí del trabajo, cuando iba a la parada del colectivo, me detuve en el kiosco para comprar un chocolate. Cuando entré, la señora me reconoció, de cuando fuimos juntos a comprar caramelos, y me preguntó: “¿Y el flaquito?” Le respondí: “Ahí anda”. A lo que dijo: “¿Vas o venís?” Le aseguré: “Vengo de su casa”. Y me recriminó: “¿Andás sola, con este tiempo? Yo si fuera hombre no te dejaría ir sola, pues es peligroso”. Se refería al hecho de que estaba lloviendo, tronaba, y de vez en cuando se podían ver los rayos, ¡cómo relampagueaba! Se notaba que iba a venir una tormenta, cosa que luego a la media hora ocurrió.
Cuando salí del kiosco, la señora me advirtió: “¡Tené cuidado!”
Esto, aunque te parezca extraño, ¡me cambió el ánimo!
Porque pienso que a todos nos agrada que los demás que se interesen por nosotros.
Bueno, mi amor, no te enojes si termino la carta aquí, nos vemos, sino este viernes, el próximo.
“Un beso. Tu novia”.







Publicado en el libro "Cartas de amor con poesía"
Todos los derechos reservados.
Copyright ©12/04/2016 by Arjona Delia






TODOS LOS POEMAS POSEEN DERECHOS DE AUTOR.

Attribution No Derivatives cc by-nd Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando no sea alterada en lo absoluto dando crédito al autor.









Entradas populares

È