POEMAS DE UNA MUJER: autoayuda Escritora Arjona Delia
Escritora Arjona Delia
Mostrando las entradas con la etiqueta autoayuda. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta autoayuda. Mostrar todas las entradas

5 de julio de 2013

Dependencia Emocional

 Dependencia +Emocional+amor+enamorados+pareja+mujer
 
Que No Te Amarre El Amor

Nadie es dueño de su hombre,
ni lo es de su mujer,
quien es esclavo no es hombre,
tampoco es una mujer.

Es un paria que el destino
lo hizo de otro depender,
ha dejado de ser ella,
ha dejado de ser él.

Ya no existe esclavitud,
ni siquiera por amor,
el amor no te esclaviza,
no te ata a sus premisas,
te hace libre como Dios.

Nunca le entregues amor
a quien dice ser tu dueño,
tus alas son para el cielo,
no te amarre la pasión.






Autor: José de Arias Martínez ( "PePe Arias" )


30 de junio de 2013

El Arte De Aprender A Envejecer


vejes+poemas de autoayuda+ancianos+abuelos
El Arte De Aprender A Envejecer

Cuando llegue el momento de soltar las amarras,
y tu barco se aleje de este mar de la vida,
cuando sientan tus manos un temblor que no pasa,
y tus pies ya cansados al andar se resistan.

Cuando veas que tu cuerpo poco a poco se apaga,
y de otros precisas porque no hay ya energías,
te sentirás ya viejo en este mar de la vida,
pero habrás aprendido que la vida no acaba.

Es entonces que aprendes de la vejez el arte
de soltar tus amarras sin dolor y sin pena,
para dejar de a poco esas cosas pequeñas
y dar más importancia a otras cosas que valen.

La juventud se ha ido pero algo ha enseñado,
que la vida es un ciclo y morir es un arte,
que muy pocos aprenden. Hay que estar preparados.
Es el sol que al caer por la tarde, de mañana renace.

Es saber disfrutar los pequeños detalles,
que tan solo el que es viejo sabe bien valorarlos:
el amor que le brindan, el cariño y cuidados,
sus consejos de sabio. Eso es todo un arte.

Y al llegar el momento de soltar las amarras,
habrá paz en su alma y sonrisa en sus labios.







Autor: José de Arias Martínez ( "PePe Arias" )





3 de mayo de 2013

Poemas Cortos De Autoayuda



La Mayor Esperanza

En qué basas tu esperanza
para seguir por la vida?
En las cosas que no alcanzas
o en las que están conseguidas?

Siempre queda una esperanza
cuando están todas perdidas;
es la mayor que tú tienes
para enfrentar esta vida.

Es como llama que arde
y se mantiene encendida;
mientras ella no se apague
la ilusión aún sigue viva.

Una esperanza es que queda,
la mayor en esta vida,
para luchar día a día
sin rendirse hasta que mueras.

Esa esperanza aún existe,
por la que todos luchamos:
Alguien que nos da la mano
y por eso no te rindes.







Autor: José de Arias Martínez ( "PePe Arias" )




2 de noviembre de 2011

Poemas de Autoayuda



tristeza+jesus+cristianas

No te Rindas

En las horas más aciagas de la vida,
cuando mueren los amores y no alcanza la esperanza,
porque tu barca naufraga sin remos ni salvavidas;
hay una luz que ilumina y una mano que te salva.

No bajes nunca tus brazos cuando una puerta se cierra,
guarda en tu alma la calma hasta que otra se abra;
verás que todo un dia pasa y la tormenta se aleja
cuando hay sodio en la barrera y esperas contra esperanza.

Quien sucumbe a la esperanza perdió sin jugar las cartas,
no te rindas a la vida ni sin lucharla te entregues,
sólo el cobarde no quiere porque le faltan agallas;
sin coraje y sin lucharla nadie una pelea vence.

Y si las fuerzas te faltan, busca apoyo en otras manos,
siempre habrá quien, como hermano, acuda presto a ayudarte;
nunca te dés por vencid@ ni aún vencid@ y derrotad@;
no hay fracaso en ser vencid@, si jamás tú te entregaste.





Autor: José de Arias Martínez ( "PePe Arias" )

12 de junio de 2009

¿Como combatir el estrés?

La vida cotidiana nos somete constantemente a presiones, que sin darnos cuenta nos provocan diversos grados de estrés. Cualquier cosa que cause un cambio en la vida no importando si es bueno ó malo, real ó imaginario, puede causar estrés. Las frustraciones o las necesidades insatisfechas hacen que nuestro bienestar físico y mental se vea alterado.

La tensión generada por el estrés desencadena algunos síntomas que se manifiestan de la siguiente manera:

* Irritabilidad
* Desasosiego
* Insomnio
*Agotamiento
* Ansiedad
* Exceso de preocupaciones
* Dolores de cabeza, cuello y espalda,
*Presión sanguínea alta
* Problemas articulares
* Trastornos depresivos
* Desgano
* Apatía
* Perdida del interés sexual.
Si sentís algunos de estos síntomas podes estar sufriendo de estrés.

Pero una vez detectado, ¿Como podemos hacer para combatirlo?
Afortunadamente contamos con un sinfín de cosas que podemos realizar para relajarnos y salir de la situación estresante en la que nos encontramos.
Una de las maneras en que podemos recuperar la armonía entre cuerpo, mente y espíritu es mediante un Programa intensivo de técnicas psicofísicas de terapia para el estrés.
Este programa incluye:

* Un plan alimentario de desintoxicación.
*Técnicas corporales consientes.
*Trabajo sobre emociones, ideación contaminante, programas de objetivos, detención del pensamiento, ensueño dirigido, diversas formas de relajación, etc.
Si te interesa saber más sobre este programa podes consultar: Tratamiento Intensivo para terapia del Estrés





.

11 de diciembre de 2008

¿Como vencer la timidez?



miedo+triste+soledad
La timidez es uno de los problemas más frecuentes en la sociedad. Sin duda, existen factores biológicos, psicológicos y sociales que contribuyen a que se presenten comportamientos timidos.

Muchos de nosotros hemos pasado por momentos en los que nos sentimos intimidados, nerviosos o evaluados. Dentro de mi círculo de amistades conozco muchos que darían lo que sea por dejar de ser tímidos ¡Lo mejor de todo es que se puede!

Podemos hablar de la etiología, pero nada conseguiremos. Por ahora mencionaré algunas de las técnicas más eficaces para vencer la timidez. Estas técnicas pueden ayudarnos, aunque ciertamente existirán casos más difíciles, debido a otros factores, no obstante practicarlos será de gran ayuda para posteriores pasos.

Prueba con todas, inténtalo diariamente, lleva un registro, no te rindas, si trabajas duro podrás vencer tu miedo. De Verdad compañeros, es muy importante escribir lo que han hecho, se los recomiendo altamente, al escribir sus pensamientos se concretizan y pueden ver sus progresos.

1. Ataque a la Vergüenza: se trata de hacer el ridículo intencionalmente. Sin que usted sufra daños ni otros. Fuércese a hacer algo que le da mucha vergüenza. Por ejemplo, grita la hora en la calle. Nombra las estaciones del tren en voz alta. Mira hacia otro lado mientras esperas el tren, etc. Descubrirás que nada terrible sucede si haces el ridículo.

2. Practicando Habilidades Sociales: En esta técnica deberás de saludar y sonreír a diez personas desconocidas. a menudo descubrirás que las personas son más amistosas de lo que parecen. Comprendo que será difícil, nadie dijo que no, servirá de mucho que puedas comenzar a sonreír más.

3. Entrenamiento del coqueteo: Aprenda a coquetear con la gente de manera ligera y afectuosa, en lugar de ser demasiado serio, sincero o pesado. Por coquetear se entiende, sonreír, ser generoso, saludar, mirar, dar elogios y tratar de agradar al otro.

4. Práctica del rechazo: Sal a la calle a recolectar rechazos. El objetivo es conseguir diez rechazos por semana. Visita un parque e intenta conseguir diez rechazos. A menudo es posible que consigas una cita, pero recuerda se trata de conseguir rechazos, para te des cuenta que nada horrible sucede si nos rechazan.

5. Autorrevelacion: En lugar de ocultar tus sentimientos de timidez, los revelas abiertamente. Por ejemplo, ante una chica hermosa, si te sientes nervioso dices: Me siento muy nervioso, la verdad es que soy muy tímido!! No hay nada malo en comportarnos tímidamente..

Estas son algunas de las técnicas, obviamente es necesario la práctica diaria y el convencimiento de que podrás vencer tu timidez, si trabajas duro y sistemáticamente.

Recuerden lo importante de llevar su registro y animarse a poner la cara en frente de su más temido miedo.



Autor: Fernando Alonzo


29 de noviembre de 2008

Los Miedos

Muchos de nuestros temores son imaginarios. Sólo cuando los enfrentamos, desaparecen.

Había una vez un Jaguar que en una ocasión se aproximó hasta un lago de aguas espejadas para calmar su sed y al acercarse a las mismas, vio su rostro reflejado en ellas y pensó:
- ¡Vaya!, Este lago debe ser de este Jaguar. Tengo que tener mucho cuidado con él.
- Atemorizado se retiró de las aguas, pero tenía tanta sed que regresó a las mismas.











Allí estaba otra vez el “Jaguar”. ¿Qué hacer?. La sed lo devoraba y no había otro lago cercano. Retrocedió.
Unos minutos después volvió a intentarlo y, al ver al “Jaguar”, abrió las fauces amenazado, pero al comprobar que el otro “Jaguar” hacia lo mismo, sintió terror.













Salió corriendo, pero ¡Era tanta la sed!.
Lo intentó varias veces de nuevo, pero siempre huía espantado.
Pero como la sed era cada vez más intensa, tomó finalmente la decisión de beber agua del lago sucediera lo que sucediese.
Así lo hizo. Y al meter la cabeza en las aguas, ¡El “Jaguar” desapareció!














Muchos de nuestros temores son imaginarios. Sólo cuando los enfrentamos, desaparecen.
No dejes que tu imaginación descontrolada usurpe el lugar de la realidad ni te pierdas en las creaciones y reflejos de tu propia mente.


La piedra en el camino

La Piedra en el camino

El distraído tropezó con ella.
El violento la usó como proyectil.
El emprendedor construyó con ella.
El caminante cansado, la usó como asiento.
Para los niños fue un juguete.
Drummond hizo poesía con ella.
David mató a Goliat.
Michelángelo extrajo de ella, la más bella escultura.
En todos los casos la diferencia no estaba en la piedra, sino en el hombre.
No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento.





Autor: Desconocido

6 de noviembre de 2008

Como vencer el miedo de hablar en publico

Para poder vencer el miedo a hablar en público en primer lugar debemos tener conocimiento del tema que vamos a tratar. El conocer lo suficiente del tema nos dará la seguridad emocional al hablarlo. Dominar un tema proporciona confianza y da seguridad al ponente a la hora de explicarlo ante los demás.

El pensar que las personas que nos están escuchando son superiores a nosotros o tienen cierta "autoridad" es lo que nos hace sentir temerosos a la hora de estar frente a ellos.
Por eso sería muy beneficioso que pusiéramos en práctica un ejercicio que nos ayudara a vencer este temor.
Lo primero que tenemos que hacer es "bajarlos de su pedestal", sí, así como leemos, mientras tengamos que hablar con un público que creemos que es superior, personas muy preparadas o gente más importante, siempre nos temblarán las piernas, nos sudarán las manos, las palabras saldrán entrecortadas o se nos olvidará algún concepto.

¿Que podemos hacer? Hagamos participar al público en nuestra charla. Podremos hacer preguntas y que sean ellos quienes respondan, su nivel bajará y nosotros con nuestros conocimientos solo afirmaremos sus respuestas, las complementaremos y las apoyaremos con otros comentarios propios. Mientras ellos estén contestando eso nos dará un tiempito para respirar profundamente y relajarnos.
Ellos sin darse cuenta(para nosotros) se pondrán a nuestro mismo nivel, nos daremos cuenta de que en algunas cosas ellos no saben lo que creíamos que sabían. De ese modo nos empezaremos a sentir más seguros.

Otra cosa que sirve de mucha ayuda es llevar apoyos visuales. Ya sean diapositivas, vídeos, cartulinas, muestras físicas, literatura, tarjetas, diagramas etc,etc. Esta ayuda nos servida de apoyo ante cualquier olvido de información, serán una guía para llevar el tema con cierto orden y reducen la tensión de sentir las miradas del público en nosotros.

Es importante saber de qué vamos a hablar y conocer suficiente del tema. Tener en mente, los puntos que pretendemos abordar, en el orden en lo que vamos a decir y valernos de ayuda para ello.
Tratar de ser breve al expresarnos, decir lo necesario, sin agregar informaciones para aumentar el discurso. Es prácticamente imposible discursar mal con un pequeño texto. Entrenarse mucho, porque la práctica trae más seguridad en el momento de presentarse. Podemos hacer esto delante de un espejo y tratar de mirarnos en él, de esa forma podremos ver los gestos que hacemos al discursar. No olvidar de sonreír, ya que una persona sonriente atrae la simpatía de los demás.
Todos estos consejos serán de gran ayuda si lo ponemos en práctica la próxima vez que tengamos que hablar en público.

Escrito por Arjona Delia



16 de octubre de 2008

Viivir el presente

Aquel que se preocupa por cosas que ya pasaron y acerca de las cuales nada puede hacer, mentalmente se encuentra ligado a un pasado que lo lastima; los recuerdos desgastan la energía que tenemos disponible para vivir el presente.

Por otra parte, las angustias ocasionadas por hechos que todavía no acontecieron, que se encuentran en un futuro, ya sea próximo o lejano, son también zonas de la mente que desgastan energéticamente.

La persona que piensa en el pasado o en el futuro se inmoviliza en el presente, se queda estática, imposibilitada de actuar adecuadamente, mientras su mente viaja a regiones inútiles de su existencia.

Programas el futuro, planear estrategias para alcanzar una meta racionalmente lógica, y emocionalmente aceptable hacia la cual dirigirse, es muy diferente a construir castillos de naipes para un futuro ilusiorio.

Si uno no trabaja en su presente para hacer realidad esos deseos, la energía que ha gastado construyéndolos es energía perdida.

Del mismo modo, revisar y valorar las experiencias pasadas para extraer de ellas las lecciones que podamos emplear en el presente, es válido y deseable. Pero es muy diferente a estar "rumiando" experiencias dolorosas, ya que éstas alimentan una idea negativa acerca de uno mismo."

Extraído del libro "Programa de autoayuda para desarrollar la inteligencia emocional" de Angela Hernández



9 de octubre de 2008

Huellas en la arena


imagen huellas en la arena

Una noche soñé que iba andando por la playa con Dios y que se proyectaban en el cielo muchas escenas de mi vida. En cada cuadro veía huellas de pisadas en la arena. A veces, las de dos personas y otras sólo las de una. Observé que durante los periodos más difíciles de mi existencia se veían las huellas de una sola persona. Y dije:

- "Me prometiste, Señor, que siempre caminarías a mi lado. ¿Por qué cuando más te necesité no estabas conmigo?"

Él respondió: "Cuando viste las huellas de una sola persona, hija mía, fue cuando tuve que llevarte en brazos".

30 de septiembre de 2008

Decisiones

Qué difícil es tomar una decisión. Esas decisiones en las que queremos hacer algo pero no estamos muy seguros de que sea lo correcto, lo mejor para nosotros.

Toda decisión implica siempre un riesgo, es inevitable, ya que conlleva un cambio y por tanto, nos podemos equivocar. Para asegurarnos de que nuestra decisión es la mejor posible deberíamos tomarnos tiempo para pensar.

Tomar una decisión implica una acción, y toda acción tiene una reacción. Cuando tomamos una decisión debemos hacerlo calmadamente y en un momento que sea favorable. Porque sino la decisión que tomemos puede acarrearnos problemas si lo hacemos apresuradamente.
Jamás tomes una decisión negativa en tiempo adverso o cuando estés mal de animo.
Debemos tener en cuenta que al elegir nos podemos equivocar, pero también de nuestros errores podemos aprender.

Recuerdo que un invierno mi padre necesitaba leña, así que busqué un árbol muerto y lo corté. Pero luego, en la primavera, vi, desolado, que al tronco marchito de ese árbol le brotaron renuevos.

Mi padre entonces dijo:

— Yo estaba seguro de que ese árbol estaba muerto. Había perdido todas las hojas en el invierno. Hacía tanto frío, que las ramas se quebraban y caían como si no le quedara al viejo tronco ni una pizca de vida. Pero ahora advierto que aún alentaba la vida en aquel tronco.

Y volviéndose hacia mí, me aconsejó:

— Nunca olvides esta importante lección. Jamás cortes un árbol en invierno. Jamás tomes una decisión negativa en tiempo adverso. Nunca tomes las más importantes decisiones cuando estás en tu peor estado de ánimo. Espera. Sé paciente. La tormenta pasará. Recuerda que la primavera volverá.



Autor: desconocido


26 de septiembre de 2008

Como mejorar la Autoestima

¿ Que es la autoestima?

La autoestima es un sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad. La capacidad que tiene la persona de valorarse, amarse, apreciarse y aceptarse a sí mismo.
La autoestima se aprende, cambia y la podemos mejorar.




















Las personas con una autoestima elevada suelen reportar menos emociones agresivas, negativas y menos depresión que las personas con una autoestima baja.
La época en que se desarrolla la parte más importante de la autoestima es la infancia intermedia. Pero nunca es tarde para cambiar o mejorar nuestra autoestima.

La autoestima es responsable de muchos fracasos y éxitos de nuestra vida, ya que una autoestima adecuada, potenciara la capacidad para desarrollar nuestras habilidades y aumentará el nivel de seguridad personal, mientras que una autoestima baja nos enfocará hacia la derrota y el fracaso.

La clave del éxito y del desarrollo personal es tener un autoestima alta.
¿Como podemos mejorar nuestra autoestima?
En el vídeo se muestran varios consejos que nos ayudan a lograrlo.



Arjona Delia.


24 de septiembre de 2008

Cambiar para obtener mejores resultados.

Si queremos que algo cambie, debemos cambiar de estrategias.
Si hacemos lo que siempre hemos hecho, obtendremos los resultados que siempre hemos obtenido.
Cuando surge una posibilidad de cambio, hay que cambiar para obtener mejores resultados..
La ciega
Había un ciega sentada en la calle, con una taza y un pedazo de cartón, escrito con tinta negra, que decía: "Por favor, ayúdenme, soy ciega"









Un creativo de publicidad que pasaba frente a ella, se detuvo y observó unas pocas monedas en la taza.
Sin pedirle permiso tomó el cartel, le dio vuelta, tomó un marcador negro que el llevaba y escribió otro anuncio.
Volvió a poner el pedazo de cartón sobre los pies de la ciega y se fue.
Por la tarde el creativo volvió a pasar frente la ciega que pedía limosna; su taza estaba llena de billetes y monedas.
La ciega reconoció sus pasos y le preguntó si había sido él, el que re escribió su cartel y sobre todo, qué había escrito.

El publicista le contestó:
"Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, pero con otras palabras".
Sonrió y siguió su camino.
El nuevo mensaje decía :
"Hoy es primavera y no puedo verla"

















Cambiemos de estrategia cuando no nos sale algo, y verán que puede que resulte mejor de esa manera.
Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo.... del miedo al cambio.
El mundo exige resultados. "No le cuentes a otros tus dolores del parto. Muéstrales al niño".


Autor: desconocido

7 de septiembre de 2008

¿Como vencer el miedo?


miedos
Todos sentimos miedo en nuestra vida. Gracias a él hemos llegado a sobrevivir.
Este miedo está asociado a la prudencia, nos permite reconocer aquellas situaciones que pondrían en peligro nuestra propia integridad.
Pero, ¿qué pasa cuando el miedo nos paraliza y nos impide hacer cosas? Este entonces se convierte en un miedo tóxico, que puede dañar nuestra salud y bienestar.

Cuando nos encontramos ante una situación de miedo nuestro cuerpo sufre una serie de cambios: el corazón palpita con más velocidad, esto impide enviar sangre al cerebro, las pupilas se dilatan, y se producen tres hormonas: la adrenalina, la noradrenalina y los corticoides, también llamados hormonas del miedo. Los corticoides impiden que se produzca la conexión entre nuestras neuronas, la sinapsis, que como sabemos es la base de la creatividad.

Es imposible que una persona sea capaz de desarrollar todo su potencial cuando vive en una situación constante de miedo.Se paraliza.
Hay muchos tipos de miedos, miedo a objetos, a insectos, animales, miedo al rechazo, miedo al fracaso, miedo a la pérdida de poder, miedo a no llegar a fin de mes,miedo al cambio...

¿Cómo podemos vencer el miedo para que éste no nos paralice?
Debemos primero aceptar que tenemos miedo. reconocer que lo padecemos no es un síntoma de debilidad.
Tratar de identificar cual es nuestro miedo. ¿Miedo al rechazo? ¿Miedo al fracaso? ¿Miedo a perder algo?
Una vez que tenemos identificado podremos resolverlo.
Nuestro peor enemigo siempre es nuestra propia mente. Porque somos capaces de imaginar cosas mucho peores que la realidad. Pensamos en unas consecuencias mucho más dramáticas que las que luego realmente sucederán.
Por eso, lo mejor es que ante una amenaza pongamos sobre un papel las posibles consecuencias.
Tratar de vencer el miedo que nos paraliza pensando que los resultados no son tan graves como nosotros pensamos.
Enfrentar el miedo para tratar de superarlo,seguir adelante a pesar de los riesgos.



Arjona delia.

¿Como entender a una mujer?


como entender a una mujer?


Muchos enojos femeninos son incomprensibles para los hombres. Todo está bien - o así lo creemos - y de pronto todo está mal. Es algo sorpresivo y no vacilamos en calificarlo de ilógico, irrazonable, caprichoso e incluso histérico.
"¿Por qué se enojó? "No entiendo" "Es injusto" - pensamos.

Sucede que para los varones la vida emocional de la mujer es un misterio.

Uno de los motivos más frecuentes del enojo femenino son los sentimientos de desprotección. La mujer tiene la fantasía de ser amparada, ser defendida frente a determinadas situaciones. El hombre, desde su postura masculina, se propone como protector, pero para él la protección se traduce en términos prácticos y económicos, en proveer y prevenir, en cubrir los aspectos materiales de la cuestión.

En cambio, para la mujer supone ser tenida en cuenta en sus necesidades de apoyo emocional. De ahí que a menudo nos preguntamos una y otra vez en qué fallamos sin obtener una respuesta "razonable".

Sin duda el cambio que ha experimentado últimamente la mujer confunde a los varones al darles una imagen de resolución, desenvoltura e iniciativa que nos da la impresión de que "se pueden arreglar solas en todo". Nos descuidamos entonces en proporcionarles ese acompañamiento que les brinda seguridad y amparo.

Por otra parte hay sentimientos femeninos que están casi totalmente ausentes en el hombre y por lo tanto no podemos imaginar la dimensión que adquieren en la vida interna de la mujer.

Tomemos por ejemplo la vergüenza. Las mujeres tienen mucho pudor de que la casa no esté en condiciones, que no esté prolija, o que haya algo roto o que la decoración no sea apropiada. Asimismo la importancia que tiene la vestimenta en determinadas ocasiones está totalmente fuera del modo de accionar masculino.

Un hombre lo resuelve rápida y concretamente y no puede entender de ninguna manera qué le pasa a la mujer.
Estas son situaciones en que se siente expuesta a la mirada de los otros y más que nada a la mirada de las otras mujeres.

El Alma femenina es extremadamente sensible en este punto, del mismo modo que el alma masculina es tan susceptible a la crítica y a la sensación de haber fallado, de no haber estado a la altura de las circunstancias.

Otro aspecto de la desigualdad en el sentir son los miedos, las angustias y las preocupaciones que la mujer expresa espontáneamente para poder aliviarse y en cambio el hombre no se conecta con esta gama de sentimientos y cuando lo hace es para darles una explicación lógica o una resolución práctica.

Por otra parte el hombre tiene miedo de los enojos femeninos. Muchos maridos hablan de su esposa como "la Bruja". Es el arquetipo de la mujer mala, no sólo es iracunda y malvada, sino también dañina y poderosa. Es el reverso de la Diosa. Es como la madre mala cuyo peor castigo es privar del amor al niño indefenso.

De ahí que frente al enojo de la mujer el hombre se bloquea, hace cortocircuito y reacciona entonces con mecanismos automáticos que no responden a la situación externa concreta de ese momento, sino que provienen de sus vivencias internas.

Así, por ejemplo, puede reaccionar violentamente dando portazos o rompiendo cosas porque se ha sentido atacado. O puede callar. Este silencio lo llevará a tomar distancia, a retraerse, a deprimirse.
La mujer ve el silencio como un manejo de poder y se siente menospreciada y dejada de lado.

Muchas veces apelando a la practicidad masculina, los varones damos por terminada una contienda y no advertimos que los tiempos femeninos son distintos, ella tardará en volver a estar bien y probablemente necesite hablar sobre lo que pasó.

Hay una pregunta clave para despejar estas tormentas e impedir que lleguen a mayores: "¿Qué es lo que te enoja tanto?"
Es oportuno formularla en cualquier momento de la desavenencia, pero para esto es necesario abrir el corazón y desalojar el orgullo. Es el gran enemigo del amor, supone una exagerada importancia de uno mismo y el sentir que no necesitamos de nadie, que nos autoabastecemos. Es una sensación de omnipotencia que erige una gran barrera e impide que el otro se acerque.

Para vivir el amor es necesario tener presente siempre que la vida es un eterno intercambio y que no importa quien da o quien recibe, lo esencial es que nos necesitamos los unos a los otros.





Autor:Lic. Adrián Tucci.

24 de agosto de 2008

La critica




La critica es el arte de juzgar las cualidades de las cosas. Una critica es una opinión dada por una persona sobre algún tema.
En el trascurso de nuestra vida siempre solemos ser objetos de criticas y la primera reacción suele ser un ataque de descontento debido a esa crítica.
Hay 2 tipos diferentes de criticas, las constructivas y las negativas.
Las negativas son vertidas induciendo generalmente a la censura de acciones o conductas y la
constructiva, tiene el fin de proponer soluciones a los problemas o defectos que se expongan en la crítica.
Independientemente de cual haya sido la razón por la cual fuimos criticados, cuando somos objeto de ella, se golpea nuestro amor propio, nos sentimos lastimados y no llegamos a comprender al otro.
Tanto es así que no importa si la critica fue correcta y con buena intención. Nos sentimos heridos a tal punto que todo lo que esa persona diga a nuestro favor deja de ser escuchado por nosotros.
Por eso ¿Qué hacer y como reaccionar cuando nos critican?
Intentemos mantener la calma en esos momentos escuchando atentamente la critica.
Debemos buscar lo positivo de esa critica.
Averiguar cual es la razón, cuál es la objeción verdadera en la crítica y cómo se puede solucionar.
Mostrar nuestro deseo de solucionar el problema y preguntar a quien nos critica si tiene alguna idea en mente para hacerlo.
La primera reacción ante una critica es sentir que estamos siendo atacados o que no somos escuchados.
A veces, cuando nos critican en realidad nos están diciendo verdades que no vemos. En esos casos debemos un momento y agradecer a la persona por hacernos recapacitar sobre algo que haya hecho o dicho.
Tomemos las criticas como algo en lo cual mejorar siempre y no como un ataque a nuestro amor propio. Y si la critica fue negativa y solo fue lanzada para censurar nuestra conducta o acciones simplemente dejemosla pasar.





Escrito por Arjona Delia.

8 de agosto de 2008

La mentira




















La Mentira es faltar a la verdad a sabiendas. Es una afirmación falsa que crea una idea o una imagen también falsa.
Pero la mentira "tiene patas cortas", es decir, que no llega muy lejos; porque los mentirosos tienen que tener ante todo muy buena memoria, si no quieren ser descubiertos.
El que miente necesita falsear la verdad para dar una imagen diferente de la que realmente tiene. No está conforme consigo mismo y en lugar de mejorarse auténticamente se oculta tras una máscara o disfraz inconsistente.
Una mentira es el comienzo de una cadena de mentiras infinitas que hace que el mentiroso produzca en los demás una imagen de personalidad caótica.
La personalidad paranoide es fabuladora porque se siente perseguida y criticada y necesita continuamente reivindicarse.
El miedo a perder la imagen falsa crea mucha tensión y angustia y se pierde mucha energía mintiendo.
La mentira tiene la función de fabricar personas y mundos falsos que hasta el que los inventa se los cree.
Una vez que se ha instalado el hábito de mentir es muy difícil salir de él; porque la confianza de los otros se pierde diciendo una sola mentira y para recuperarla pueden pasar muchos años.
Además, el que miente se está mintiendo a si mismo convirtiéndose en alguien irreal que no existe.
Hay muchas formas de mentir. Están las mentiras piadosas que son para no herir susceptibilidades, aunque siempre es mejor pecar por omisión antes de caer en una mentira.
También hay mentiras colectivas, como las noticias de los diarios, las revistas, la radio o la televisión que la mayoría de las veces responden a intereses espurios.
Hay mentiras familiares, que son las que sostienen a algunas familias, que aunque mientan todos por lo general igualmente se desmoronan.
Leemos mentiras históricas en muchos libros porque lamentablemente nadie puede ser objetivo contando un hecho del pasado con absoluta fidelidad, porque no puede evitar agregarle datos de su propia experiencia o ideología.
Y por supuesto hay muchas mentiras políticas que todos hemos podido comprobar después de las elecciones.
En realidad, vivimos en una sociedad mentirosa donde todos nos manejamos con tacto, que en última instancia significa mentir.
Siempre se puede cambiar este modo de ser, comenzando por emprender la maravillosa aventura de ser sincero y aprender a valorarse.
El mentiroso cree muy en el fondo que es despreciable y desde esa baja autoestima surgen las mentiras; que en definitiva son inútiles porque la verdad siempre se filtra por algún lado.
El que miente es como un barco que hace agua hasta que se hunde irremediablemente en lo más profundo, a veces perdiendo lo que más quiere.
El que quiere cambiar puede hacerlo sea quien sea, lo importante es querer hacerlo, porque querer cambiar es ya haber cambiado.
Porque somos los dueños de nosotros mismos y estamos condenados a elegir todo en esta vida y es probable que también en la muerte, en que como algunos suponen, tendremos que elegir el destino del alma.

Tomado de psicologia en la guia 2000

Como reconocer si alguien nos miente
La clave es pensar positivamente
El Orgullo desmedido
Sintomas y manifestaciones del maltrato psicológico
La violencia psicológica

1 de agosto de 2008

El monje furioso.


















Dos monjes zen iban cruzando un río. Se encontraron con una mujer muy joven y hermosa que también quería cruzar, pero tenía miedo. Así que un monje la subió sobre sus hombros y la llevó hasta la otra orilla.
El otro monje estaba furioso. No dijo nada pero hervía por dentro. Eso estaba prohibido. Un monje budista no debía tocar una mujer y este monje no sólo la había tocado, sino que la había llevado sobre los hombros.
Recorrieron varias leguas. Cuando llegaron al monasterio, mientras entraban, el monje que estaba enojado se volvió hacia el otro y le dijo:
-Tendré que decírselo al maestro. Tendré que informar acerca de esto. Está prohibido.
-¿De que estás hablando? ¿Qué está prohibido? -le dijo el otro.
-¿Te has olvidado? Llevaste a esta hermosa mujer sobre tus hombros -dijo el que estaba enojado.
El otro monje se rió y luego dijo:
-Sí, yo la llevé. Pero la dejé en el río, muchas leguas atrás. Tú todavía la estás cargando...

El monje que ayudó a cruzar a la mujer cuando la dejó en la orilla no volvió a pensar más en ella; sin embargo el otro monje no se la quitó de la cabeza.
La importancia de las personas es la que uno les da, nadie es importante por si mismo.



El hombre en la tumba
¿Saber mandar o saber pensar?
Sin palabras y en secreto
Queda prohibido
Soy tu dueña
Tomados de la mano
Sonríe

¿ Como reconocer si alguien nos miente?

Cuando una persona miente hay algunos "truquitos" fáciles que nos ayudan a reconocerlo. Para eso necesitamos ser buen observador y tener buena memoria.

Debemos prestarle atención al lenguaje corporal. Sus movimientos nos dan señales de que esa persona esta mintiendo. Generalmente cuando una persona miente se pone nerviosa, les transpiran las manos, no mira a los ojos, se toca constantemente la punta de la nariz, o actúa de manera incomoda.
Que la persona se humedezca o muerda los labios reiteradamente, o que trague saliva con esfuerzo, son indicios de que los nervios le están jugando una mala pasada.
Si intenta cambiar de tema, hace bromas, se traba en las frases o tartamudea: no son buenos signos, puede que esté queriendo ganar tiempo para inventar o no contradecirse.
Si gesticula demasiado con las manos, se cubra la boca o peine el cabello continuamente, son signos de que está en una posición incómoda.
Observemos si se toca la nariz: eso significa que piensa algo que no puede decir.

También podemos preguntarle varias veces, en diferentes momentos sobre una misma situación o relato y prestarle mucha atención a los detalles que da, si miente no recordará exactamente el mismo relato todas las veces.

Si la persona se defiende ante una pregunta nuestra con una negativa y hasta enojándose es muy probable que este mintiendo. La defensa extrema puede ser una señal de que esta mintiendo.

El sujeto en cuestión también podría acusarnos de mentiroso a nosotros cuando realmente no lo hemos sido. Esto podría reflejar que esa persona está proyectando sobre nosotros algo que ella hizo, para defenderse por anticipado de alguna acusación.
En este video (aunque esta en idioma ingles) se pueden detectar graficamente las señales de un mentiroso. Interesante de ver.

Escrito por Arjona Delia


La mentira
La clave es pensar positivamente
Cuando el miedo te paraliza
El Orgullo desmedido
El poder del silencio
Los sueños
Sintomas y manifestaciones del maltrato psicológico
Los manipuladores

Entradas populares

È