POEMAS DE UNA MUJER: Poemas cortos de amor secreto Escritora Arjona Delia
Escritora Arjona Delia
Mostrando las entradas con la etiqueta Poemas cortos de amor secreto. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Poemas cortos de amor secreto. Mostrar todas las entradas

30 de mayo de 2013

Poemas De Amor Cibernetico


Loco Amor Virtual

Dicen que los amores siempre nacen
cuando la piel se toca y no está ausente
que sólo el amor puede ser cierto
cuando los dos en cuerpo y alma están presentes

Pero yo he comprobado amigos míos
que amores que han nacido en la distancia
se sienten en la piel como un delirio
y los gozas y sufres con el alma

Amor que sólo nace en los abrazos
no puede imaginar lo que es la magia
de besar unos labios y quedarse
con las ganas los deseos y las ansias

Es la espera es el camino es la distancia
los que mantienen amores delirando
es la imaginación que surge y brota
para inventar la magia a cada rato

Imaginar que un día serás mía
compartiendo los dos la misma cama
con el fuego y la pasión siempre encendidos
hasta que la última vela esté apagada

Imaginar todo un mundo de imposibles
cometiendo locuras de por vida
inventando el amor que nadie ha hecho
sin barreras sin fronteras que lo impidan

En ese amor nacido en la distancia
hasta los imposibles son posibles
cualquiera puede hacer aquel milagro
de unir dos cuerpos sin saber si existen

Un mundo no real imaginario
plagado de increíbles y locas fantasías
ilusión que sólo el amor puede inventar
y que si fuera real acabarían un día

Amores virtuales son reales
sin que distancia y tiempo te lo impidan







Autor: José de Arias Martínez ( "PePe Arias" )




4 de noviembre de 2009

Poema a un amor secreto

Poema Del Renunciamiento


Pasaras por mi vida sin saber que pasaste.
Pasaras en silencio por mi amor, y al pasar,
fingire una sonrisa, como un dulce contraste
del dolor de quererte, y jamas lo sabrás.

Soñare con el nacar virginal de tu frente;
soñare con tus ojos de esmeraldas de mar;
soñare con tus labios desesperadamente;
soñare con tus besos, y jamás lo sabrás.

Quizas pases con otro que te diga al oido
esas frases que nadie como yo te dirá;
y ahogando para siempre mi amor inadvertido,
te amare más que nunca y jamás lo sabrás.

Yo te amare en silencio, como algo inaccesible,
como un sueño que nunca lograré realizar;
y el lejano perfume de mi amor imposible
rozará tus cabellos, y jamás lo sabrás.

Y si un día una lágrima denuncia mi tormento,
el tormento infinito que te debo ocultar,
te diré sonriente: "No es nada, ha sido el viento".
Me enjugaré la lágrima ... ¡y jamás lo sabrás!







Autor: José Angel Buesa





Poema de amor secreto-

Te Acordarás un Día

Te acordaras un día de aquel amante extraño
que te besó en la frente para no hacerte daño.
Aquel que iba en la sombra con la mano vacía
porque te quiso tanto... que no te lo decía.

Aquel amante loco, que era como un amigo,
y que se fue con otra, para soñar contigo.
Te acordarás un día de aquel extraño amante.
Profesor de horas lentas con alma de estudiante.

Aquel hombre lejano, que volvió del olvido
solo para quererte, como a nadie ha querido.
Aquel que fue ceniza de todas las hogueras,
y te cubrió de rosas sin que tu lo supieras.

Te acordarás un día del hombre indiferente
que en las tardes de lluvia te besaba en la frente.
Viajero silencioso de las noches de estío,
que miraba tus ojos, como quien mira un río.

Te acordaras un día de aquel hombre lejano
del que más te ha querido, porque te quiso en vano.
Quizás así de pronto, te acordarás un día
de aquel hombre que a veces callaba y sonreía.

Tu rosal preferido se secara en el huerto
como para decirte que aquel hombre se ha muerto.
Y el andará en la sombra con su sonrisa triste.
Y únicamente entonces sabrás que lo quisiste.






Autor: José Angel Buesa




Poema de Amor Buesa

Poema para la Esposa Ajena



Tal vez guardes mi libro en alguna gaveta,
sin que nadie descubra cual relata su historia,
pues será simplemente, los versos de un poeta,
tras de arrancar la pagina de la dedicatoria.

Y pasarán años... Pero acaso algún día,
o acaso alguna noche que estés sola en tu lecho,
abrirás la gaveta - como una rebeldía,
y leerás mi libro- tal vez como un despecho.

Y brotará un perfume de una ilusión suprema
sobre tu desencanto de esposa abandonada.
Y entonces con orgullo, marcaras la página,
y guardarás mi libro debajo de la almohada.








Autor: José Angel Buesa





1 de noviembre de 2009

Poema de amor secreto

Puedo tocar tu mano sin que tiemble la mía,
y no volver el rostro para verte pasar.
Puedo apretar mis labios un día y otro día,
y no puedo olvidar.

Puedo mirar tus ojos y hablar frívolamente,
casi aburridamente, sobre un tema vulgar,
puedo decir tu nombre con voz indiferente,
y no puedo olvidar.

Puedo estar a tu lado como si no estuviera,
y encontrarte cien veces, así como al azar,
puedo verte con otro, sin suspirar siquiera,
y no puedo olvidar.

Ya vez: Tú no sospechas este secreto amargo,
más amargo y profundo que el secreto del mar,
porque puedo dejarte de amar, y sin embargo,
¡No te puedo olvidar!









Autor: José Angel Buesa





4 de junio de 2009

El secreto_ Poemas de Amor Secreto

El Secreto

Me muero por ti y tú no lo sabes,
este corazón me abrasa y me arde,
si pienso en ti, bailo a cada instante,
y me imagino agarrando tu talle.

Paso los días andando en el aire
y tú de mi mano por alguna calle,
no importa si callo tampoco que hable,
el eco de tu voz resuena en el valle.

Yo no quiero solo vivir el deseo,
solo espero hoy, vivir siempre contigo,
una historia prendiendo la llama y el fuego,
será apasionante y será divertido.

Cómo sube el yo y se apaga el ego,
yo vivo esta vida con cualquier motivo,
será muy difícil decirte ¡hasta luego!
a pesar de todo me atrevo y lo digo.

No sabrás muy bien a aquello que juego,
aunque deseo que tú estés conmigo
y cuando te vea tan cerca y tan lejos
imaginaré que todo fue un sueño.

Pintado en el borde de cualquier espejo,
un perfil alegre, llano y risueño,
sentado en la punta de bellos reflejos
de un horizonte distante y sureño.






Autor: Juan Antonio Valero

3 de junio de 2009

El secreto - Poema de Amor Secreto


imagen amor+corazon
El Secreto

El día que me enamore
no te lo pienso decir
no quiero que te emociones
que por mi puedas sufrir.

Que no entiendas las razones
y te preocupes por mi
me guardaré mi secreto
en un cofre de marfil.

Llevaré siempre la llave
en mi cara al sonreír
pensarás que estoy contento
y no sabrás que es por ti.

No necesito decirlo
mientras pueda ser feliz
el amor se lleva dentro
yo lo tengo junto a mi.

Pensarás que es egoísmo
por no querer compartir
encerrando sentimientos
que no dejaré salir.

Disfrutaré cada instante
lo gozaré siempre aquí
en unos bellos momentos
desde que te conocí.

Disfrutando del silencio
cuando estoy pensando en ti
y cuando acabe mi vida
y me prepare para el fin.

No sabrás que los secretos
se guardan y son así.







Autor: Juan Antonio Valero

7 de marzo de 2009

El seminarista de los ojos negros

El Seminarista de los Ojos Negros

Desde la ventana de un casucho viejo
abierta en verano, cerrada en invierno
por vidrios verdosos y plomos espesos,
una salmantina de rubio cabello
y ojos que parecen pedazos de cielo,
mientas la costura mezcla con el rezo,
ve todas las tardes pasar en silencio
los seminaristas que van de paseo.
Baja la cabeza, sin erguir el cuerpo,
marchan en dos filas pausados y austeros,
sin más nota alegre sobre el traje negro
que la beca roja que ciñe su cuello,
y que por la espalda casi roza el suelo.
Un seminarista, entre todos ellos,
marcha siempre erguido, con aire resuelto.
La negra sotana dibuja su cuerpo
gallardo y airoso, flexible y esbelto.
Él, solo a hurtadillas y con el recelo
de que sus miradas observen los clérigos,
desde que en la calle vislumbra a lo lejos
a la salmantina de rubio cabello
la mira muy fijo, con mirar intenso.

Y siempre que pasa le deja el recuerdo
de aquella mirada de sus ojos negros.
Monótono y tardo va pasando el tiempo
y muere el estío y el otoño luego,
y vienen las tardes plomizas de invierno.
Desde la ventana del casucho viejo
siempre sola y triste; rezando y cosiendo
una salmantina de rubio cabello
ve todas las tardes pasar en silencio
los seminaristas que van de paseo.
Pero no ve a todos: ve solo a uno de ellos,
su seminarista de los ojos negros;
cada vez que pasa gallardo y esbelto,
observa la niña que pide aquel cuerpo
marciales arreos.
Cuando en ella fija sus ojos abiertos
con vivas y audaces miradas de fuego,
parece decirla: —¡Te quiero!, ¡te quiero!,
¡Yo no he de ser cura, yo no puedo serlo!
¡Si yo no soy tuyo, me muero, me muero!
A la niña entonces se le oprime el pecho,
la labor suspende y olvida los rezos,
y ya vive sólo en su pensamiento
el seminarista de los ojos negros.
En una lluviosa mañana de inverno
la niña que alegre saltaba del lecho,
oyó tristes cánticos y fúnebres rezos;
por la angosta calle pasaba un entierro.
Un seminarista sin duda era el muerto;
pues, cuatro, llevaban en hombros el féretro,
con la beca roja por cima cubierto,
y sobre la beca, el bonete negro.

Con sus voces roncas cantaban los clérigos
los seminaristas iban en silencio
siempre en dos filas hacia el cementerio
como por las tardes al ir de paseo.
La niña angustiada miraba el cortejo
los conoce a todos a fuerza de verlos...
tan sólo, tan sólo faltaba entre ellos...
el seminarista de los ojos negros.
Corriendo los años, pasó mucho tiempo...
y allá en la ventana del casucho viejo,
una pobre anciana de blancos cabellos,
con la tez rugosa y encorvado el cuerpo,
mientras la costura mezcla con el rezo,
ve todas las tardes pasar en silencio
los seminaristas que van de paseo.
La labor suspende, los mira, y al verlos
sus ojos azules ya tristes y muertos
vierten silenciosas lágrimas de hielo.
Sola, vieja y triste, aún guarda el recuerdo
del seminarista de los ojos negros...






Autor:Miguel Ramos Carrión







14 de septiembre de 2008

Mi Amor Secreto - Poema


amor secreto+mujer

Amor Secreto

Me preguntas para quien
es el mensaje de mis versos
y yo me muestro asombrada
sonriéndome por dentro.

¿Como quieren que les cuente
la verdad de mi secreto?,
si ni siquiera tu sabes
de este, mi gran sentimiento.

De este amor desesperado
que se me prendió en el pecho,
cuando mi corazón vació
quiso poblarse de sueños.

De este amor que se denota
a través de la mirada,
cuando mis ojos te buscan
porque mi alma te extraña.

De este amor imposible
que nació sin darme cuenta,
que me trepa enceguecido,
me carcome, me da vueltas.

Que lo tengo presente hoy,
mañana, pasado y siempre.
Que no lo puedo olvidar
y se obstina, consecuente.

De este amor que si faltará
no lo podría soportar.
¿Que haría con mis silencios,
al no poder pensar?

Andaría por los rincones,
llevando a cuestas mi pena,
repitiendo está frase,
aunque sé que me condena.

"Que si amarte fue pecado
y extrañarte mi castigo,
quisiera volver a quererte
para sentir lo sentido."





Autor:Marta Bello

7 de septiembre de 2008

Amor Cibernetico


amor cibernetico

Amor Cibernetico

Mis ojos sólo han visto el titilante
fulgor de tu lenguaje en la pantalla,
ventana que me acerca conocida,
muro que me separa inexplorada.

Te leo, y en mi mente se organiza
un cúmulo de imágenes que alcanza
a dar cuerpo a la idea de tu cuerpo,
a dar vida a la idea de tu alma.

Te conozco y te ignoro a un mismo tiempo;
estoy contigo, pero qué lejana;
creo tocar tu piel, y entre mis dedos
sólo vibra mi piel sobresaltada.

Sé que vendrás un día, aunque es incierto
si este saber es fe o es esperanza.
Y cuando vengas, o si vienes, ¿cómo
resistirán mis ojos tu mirada?

Tiembla una duda en mi cerebro, y corre
el temor a lo largo de mi espalda,
formulando insistente la pregunta
de si me ves como me imaginabas.

Y la inquietud me impulsa a refugiarme
en la seguridad de la distancia.
Y no sé si prefiero tu venida,
o soñarte en ausencia enamorada.

No obstante, ven, voy a correr el riesgo,
que más me aflijo cuanto más te tardas...
O quizá...no, no vengas, que no quiero
morir de angustia si me despreciaras.

O si acaso...tal vez...probablemente...,
perdona, amor, que es el temor quien habla...
Llégate a mí, sin más, y abre tus brazos,
que yo hace tanto tiempo te abrí el alma.





Autor:Francisco Alvarez Hidalgo

Entradas populares

È