POEMAS DE UNA MUJER: Autoestima Escritora Arjona Delia
Escritora Arjona Delia
Mostrando las entradas con la etiqueta Autoestima. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Autoestima. Mostrar todas las entradas

11 de diciembre de 2008

¿Como vencer la timidez?



miedo+triste+soledad
La timidez es uno de los problemas más frecuentes en la sociedad. Sin duda, existen factores biológicos, psicológicos y sociales que contribuyen a que se presenten comportamientos timidos.

Muchos de nosotros hemos pasado por momentos en los que nos sentimos intimidados, nerviosos o evaluados. Dentro de mi círculo de amistades conozco muchos que darían lo que sea por dejar de ser tímidos ¡Lo mejor de todo es que se puede!

Podemos hablar de la etiología, pero nada conseguiremos. Por ahora mencionaré algunas de las técnicas más eficaces para vencer la timidez. Estas técnicas pueden ayudarnos, aunque ciertamente existirán casos más difíciles, debido a otros factores, no obstante practicarlos será de gran ayuda para posteriores pasos.

Prueba con todas, inténtalo diariamente, lleva un registro, no te rindas, si trabajas duro podrás vencer tu miedo. De Verdad compañeros, es muy importante escribir lo que han hecho, se los recomiendo altamente, al escribir sus pensamientos se concretizan y pueden ver sus progresos.

1. Ataque a la Vergüenza: se trata de hacer el ridículo intencionalmente. Sin que usted sufra daños ni otros. Fuércese a hacer algo que le da mucha vergüenza. Por ejemplo, grita la hora en la calle. Nombra las estaciones del tren en voz alta. Mira hacia otro lado mientras esperas el tren, etc. Descubrirás que nada terrible sucede si haces el ridículo.

2. Practicando Habilidades Sociales: En esta técnica deberás de saludar y sonreír a diez personas desconocidas. a menudo descubrirás que las personas son más amistosas de lo que parecen. Comprendo que será difícil, nadie dijo que no, servirá de mucho que puedas comenzar a sonreír más.

3. Entrenamiento del coqueteo: Aprenda a coquetear con la gente de manera ligera y afectuosa, en lugar de ser demasiado serio, sincero o pesado. Por coquetear se entiende, sonreír, ser generoso, saludar, mirar, dar elogios y tratar de agradar al otro.

4. Práctica del rechazo: Sal a la calle a recolectar rechazos. El objetivo es conseguir diez rechazos por semana. Visita un parque e intenta conseguir diez rechazos. A menudo es posible que consigas una cita, pero recuerda se trata de conseguir rechazos, para te des cuenta que nada horrible sucede si nos rechazan.

5. Autorrevelacion: En lugar de ocultar tus sentimientos de timidez, los revelas abiertamente. Por ejemplo, ante una chica hermosa, si te sientes nervioso dices: Me siento muy nervioso, la verdad es que soy muy tímido!! No hay nada malo en comportarnos tímidamente..

Estas son algunas de las técnicas, obviamente es necesario la práctica diaria y el convencimiento de que podrás vencer tu timidez, si trabajas duro y sistemáticamente.

Recuerden lo importante de llevar su registro y animarse a poner la cara en frente de su más temido miedo.



Autor: Fernando Alonzo


29 de noviembre de 2008

La piedra en el camino

La Piedra en el camino

El distraído tropezó con ella.
El violento la usó como proyectil.
El emprendedor construyó con ella.
El caminante cansado, la usó como asiento.
Para los niños fue un juguete.
Drummond hizo poesía con ella.
David mató a Goliat.
Michelángelo extrajo de ella, la más bella escultura.
En todos los casos la diferencia no estaba en la piedra, sino en el hombre.
No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento.





Autor: Desconocido

6 de noviembre de 2008

Como vencer el miedo de hablar en publico

Para poder vencer el miedo a hablar en público en primer lugar debemos tener conocimiento del tema que vamos a tratar. El conocer lo suficiente del tema nos dará la seguridad emocional al hablarlo. Dominar un tema proporciona confianza y da seguridad al ponente a la hora de explicarlo ante los demás.

El pensar que las personas que nos están escuchando son superiores a nosotros o tienen cierta "autoridad" es lo que nos hace sentir temerosos a la hora de estar frente a ellos.
Por eso sería muy beneficioso que pusiéramos en práctica un ejercicio que nos ayudara a vencer este temor.
Lo primero que tenemos que hacer es "bajarlos de su pedestal", sí, así como leemos, mientras tengamos que hablar con un público que creemos que es superior, personas muy preparadas o gente más importante, siempre nos temblarán las piernas, nos sudarán las manos, las palabras saldrán entrecortadas o se nos olvidará algún concepto.

¿Que podemos hacer? Hagamos participar al público en nuestra charla. Podremos hacer preguntas y que sean ellos quienes respondan, su nivel bajará y nosotros con nuestros conocimientos solo afirmaremos sus respuestas, las complementaremos y las apoyaremos con otros comentarios propios. Mientras ellos estén contestando eso nos dará un tiempito para respirar profundamente y relajarnos.
Ellos sin darse cuenta(para nosotros) se pondrán a nuestro mismo nivel, nos daremos cuenta de que en algunas cosas ellos no saben lo que creíamos que sabían. De ese modo nos empezaremos a sentir más seguros.

Otra cosa que sirve de mucha ayuda es llevar apoyos visuales. Ya sean diapositivas, vídeos, cartulinas, muestras físicas, literatura, tarjetas, diagramas etc,etc. Esta ayuda nos servida de apoyo ante cualquier olvido de información, serán una guía para llevar el tema con cierto orden y reducen la tensión de sentir las miradas del público en nosotros.

Es importante saber de qué vamos a hablar y conocer suficiente del tema. Tener en mente, los puntos que pretendemos abordar, en el orden en lo que vamos a decir y valernos de ayuda para ello.
Tratar de ser breve al expresarnos, decir lo necesario, sin agregar informaciones para aumentar el discurso. Es prácticamente imposible discursar mal con un pequeño texto. Entrenarse mucho, porque la práctica trae más seguridad en el momento de presentarse. Podemos hacer esto delante de un espejo y tratar de mirarnos en él, de esa forma podremos ver los gestos que hacemos al discursar. No olvidar de sonreír, ya que una persona sonriente atrae la simpatía de los demás.
Todos estos consejos serán de gran ayuda si lo ponemos en práctica la próxima vez que tengamos que hablar en público.

Escrito por Arjona Delia



26 de septiembre de 2008

Como mejorar la Autoestima

¿ Que es la autoestima?

La autoestima es un sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad. La capacidad que tiene la persona de valorarse, amarse, apreciarse y aceptarse a sí mismo.
La autoestima se aprende, cambia y la podemos mejorar.




















Las personas con una autoestima elevada suelen reportar menos emociones agresivas, negativas y menos depresión que las personas con una autoestima baja.
La época en que se desarrolla la parte más importante de la autoestima es la infancia intermedia. Pero nunca es tarde para cambiar o mejorar nuestra autoestima.

La autoestima es responsable de muchos fracasos y éxitos de nuestra vida, ya que una autoestima adecuada, potenciara la capacidad para desarrollar nuestras habilidades y aumentará el nivel de seguridad personal, mientras que una autoestima baja nos enfocará hacia la derrota y el fracaso.

La clave del éxito y del desarrollo personal es tener un autoestima alta.
¿Como podemos mejorar nuestra autoestima?
En el vídeo se muestran varios consejos que nos ayudan a lograrlo.



Arjona Delia.


24 de agosto de 2008

La critica




La critica es el arte de juzgar las cualidades de las cosas. Una critica es una opinión dada por una persona sobre algún tema.
En el trascurso de nuestra vida siempre solemos ser objetos de criticas y la primera reacción suele ser un ataque de descontento debido a esa crítica.
Hay 2 tipos diferentes de criticas, las constructivas y las negativas.
Las negativas son vertidas induciendo generalmente a la censura de acciones o conductas y la
constructiva, tiene el fin de proponer soluciones a los problemas o defectos que se expongan en la crítica.
Independientemente de cual haya sido la razón por la cual fuimos criticados, cuando somos objeto de ella, se golpea nuestro amor propio, nos sentimos lastimados y no llegamos a comprender al otro.
Tanto es así que no importa si la critica fue correcta y con buena intención. Nos sentimos heridos a tal punto que todo lo que esa persona diga a nuestro favor deja de ser escuchado por nosotros.
Por eso ¿Qué hacer y como reaccionar cuando nos critican?
Intentemos mantener la calma en esos momentos escuchando atentamente la critica.
Debemos buscar lo positivo de esa critica.
Averiguar cual es la razón, cuál es la objeción verdadera en la crítica y cómo se puede solucionar.
Mostrar nuestro deseo de solucionar el problema y preguntar a quien nos critica si tiene alguna idea en mente para hacerlo.
La primera reacción ante una critica es sentir que estamos siendo atacados o que no somos escuchados.
A veces, cuando nos critican en realidad nos están diciendo verdades que no vemos. En esos casos debemos un momento y agradecer a la persona por hacernos recapacitar sobre algo que haya hecho o dicho.
Tomemos las criticas como algo en lo cual mejorar siempre y no como un ataque a nuestro amor propio. Y si la critica fue negativa y solo fue lanzada para censurar nuestra conducta o acciones simplemente dejemosla pasar.





Escrito por Arjona Delia.

22 de julio de 2008

La clave es pensar positivamente

























La forma de pensar es clave. Cómo piensas es determinante. Al respecto, "pensar positivamente en cada momento da una ventaja fundamental. Al respecto se deben visualizar éxitos no fracasos. Se debe evitar gente negativa y ambientes negativos. Eres lo que piensas.

Decide tus propios sueños y objetivos. Sé concreto a la hora de fijar tus objetivos. Por ejemplo no digas "me gustaría empezar a hacer ejercicio este mes" sino "voy a empezar a hacer ejercicio este mes". Haz un plan meticuloso y cúmplelo.

Pasa a la acción. Los objetivos por sí solos no tienen sentido sino se pasa a la acción para hacerlos realidad. Simplemente ponte a ejecutarlos sin vacilar. En el ejemplo anterior: Compra tu ropa de deporte, apúntate al gimnasio y controla el rendimiento creciente de tus dos primeras semanas..

Nunca dejes de aprender. Nunca pares de aprender, Toma clases, lee libros, participa en grupos, adquiere nuevas habilidades continuamente. .

Sé persistente y trabaja duro. Alguna vez habrás oído la expresión "el camino del éxito es una maratón, no un sprint". Mantén tu objetivo, lucha por él y trabaja duro de forma persistente. No te rindas.

Aprende a analizar los detalles. Obtén todos los hechos, pide todos los datos, todas la variables claves. Esto te ayudará a tomar las decisiones más sabias. Aprende de tus errores, pero no dejes que te batan.

Centra tu tiempo y dinero. Cuando creas en algo, pon toda tu atención y energía en ello. No dejes que la gente te distraiga.

No temas ser innovador. Sé diferente, intenta ser innovador. El mundo se mueve continuamente, progresando. No pares tu mundo. Ten ideas propias sobre lo que tiene éxito idea. No sigas la multitud.

Comunícate con la gente de forma efectiva. Una persona no es una isla. Comunica tus pensamientos y tus deseos de forma sincera. Anima a terceros a comunicarte de forma sincera contigo. Practica el entendimiento y la motivación con la gente.

Actúa con honradez. Toma la responsabilidad de lo que haces. Nunca hagas trampas o mientas. Cuando hagas una promesa manténla. Cuando cometas un error admítelo.


Como reconocer si alguien nos miente
La mentira
Mujeres atrevidas
Señales que utilizan ellos y ellas a la hora de seducir

16 de junio de 2008

La envidia

mujer+espejo




















¿ Que es la envidia?


La envidia es un sentimiento experimentado por aquel que desea intensamente algo que tiene el otro.
La envidia es un mecanismo de defensa que ponemos en funcionamiento cuando, al compararnos con alguien (consciente o inconscientemente) nos sentimos disminuidos.
Esto provoca frustración, derrota y rechazo de uno mismo y viene acompañada de juicios de valor, críticas, odio y rabia hacia la otra persona que tiene mas éxito que nosotros.
Podríamos decir que es un intento torpe de recuperar la confianza y la autoestima, encontrando más placer en el fracaso de los demás que en su propio triunfo.

Cuando un adulto es envidioso es porque no se le ha inculcado un concepto positivo de sí mismo desde niño. Se ha carecido de la confianza básica que merece todo niño, tanto en el ambiente familiar como en el escolar y crece así con una falta total de seguridad. Un niño que crezca con seguridad personal, nunca será un hombre envidioso.

Una leyenda antigua cuenta que: Una vez una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga; ésta huía rápido con miedo, de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir; huyó un día, y ella no desistía, dos días y nada. Al tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y le dijo a la serpiente:
- ¿Puedo hacerte tres preguntas?
La serpiente respondió:
- No acostumbro a dar este precedente a nadie, pero como igual te voy a devorar, puedes preguntar.
- ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
- No, contestó la serpiente.
- ¿Yo te he hecho algún mal?
- No, volvió a responder.
- Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?
- ¡Porque no soporto verte brillar……..!

Así, muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos: ¿Por qué me pasa esto si yo no he hecho nada malo?
Sencillo: “porque no soportan verte brillar”.
La envidia, es el peor sentimiento que podemos tener.
Hay personas que pueden envidiar tus logros y tus éxitos.
Cuando esto pase, no dejes de brillar, continúa siendo tú mismo, sigue dando lo mejor de ti, sigue haciendo lo mejor, no permitas que te lastimen, no permitas que te hieran, sigue brillando y no podrán tocarte, porque tu luz seguirá intacta, tu esencia permanecerá, pase lo que pase.




Autor: Arjona delia

Como reconocer si alguien nos miente
La mentira
La clave es pensar positivamente

22 de mayo de 2008

Cuando el miedo te paraliza...

miedo



















¿ Que es el miedo?


El miedo es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto. Es una emoción básica en lo seres humanos, que según su modalidad se manifiesta como susto, ansiedad, terror, fobias o pánico.

¿ Cuantas veces haz sentido miedo o temor a lo desconocido?
¿ Cuantas veces el miedo te hizo retroceder o mantenerte inmóvil?

Todos en algún momento de nuestra vida hemos sentido miedo y nos paralizamos frente a una situación. La mayor parte de las veces, ocurre porque tememos a lo desconocido o hemos tenido una mala experiencia que hace que, frente a un posible cambio, nos sintamos más cómodos con lo que tenemos y no decidamos arriesgarnos. El temor hasta puede llegar a afectar nuestro éxito personal.

¿ Como vencerlo?

La mejor forma de vencer el miedo es enfrentar las causas que lo generan. Una vez que enfrentamos aquello a lo que le tememos nos damos cuenta que no es tan terrible como parece. Mientras más tardes en enfrentarlo más crece.
Después de enfrentarlas nos damos cuenta que no eran tan graves como creíamos. Tenemos que ser valientes para poder cambiar.

Les dejo un vídeo que espero que sirva para tomar conciencia que debemos enfrentarnos a cosas que nos hacen retroceder en la vida, que a veces las causas del temor no son reales y que si no lo enfrentamos lo único que logra es hacernos retroceder.




Arjona Delia




Como reconocer si alguien nos miente
La mentira
La clave es pensar positivamente
El Orgullo desmedido
El poder del silencio
Los sueños
Sintomas y manifestaciones del maltrato psicológico
Los manipuladores
¿Como entender a una mujer?
El enojo

8 de mayo de 2008

El poder de la risa



















Con mi mejor sonrisa, te cuento que la risa renueva las energías, estimula tu cerebro y eleva tu autoestima.
Es el mejor remedio para el padecimiento de las enfermedades del alma.
Cuando reímos se mueve el diafragma, los pulmones se movilizan, lo que hace que mejore la respiración, se fortalece el corazón e incluso las carcajadas generan una sana fatiga que elimina el insomnio.
Cuando nos reímos el cerebro hace que nuestro cuerpo genera endorfinas. También se segregan sustancias como la serotonina, que tiene poderes calmantes. El cuerpo segrega más adrenalina, lo que potencia la creatividad y la imaginación.

Por eso además de producir bienestar a nivel espiritual, psicológico y social, la risa tiene una profunda relación con los estados fisiológicos del organismo. Al reír experimentamos una especie de electroshock que nos ayuda a combatir todo tipo de enfermedades y a favorecer y hacer placentera nuestra vida.

Cuando reímos no sólo nos desconectamos de todo, también nos desinhibimos. Y si somos capaces de reírnos de nosotros mismos, damos paso al fortalecimiento de nuestra autoestima, pues somos capaces de manejar el sentido del ridículo.

¿ Quien no se ha tentado alguna vez? Y se ha reido hasta que le dolia la panza.
La sonrisa es el camino más corto entre las personas y tiene el plus de ser altamente contagiosa.
Cuando alguien empieza a reírse los que están cerca es casi seguro que acaben riendo todos, con la característica de que cuanto menos apropiada sea la carcajada, más difícil será controlarla. Cuando te cruzas con una persona desconocida, una simple sonrisa del otro es una señal de aprobación.
Una simple sonrisa puede hacer derretir a cualquier persona enojada. Una sonrisa ilumina tu rostro y hace que nos veamos mas lindos ante el otro.

Una muy conocida frase dice: "Nunca dejes de sonreír, incluso cuando estés triste, porque nunca sabes quien se va a enamorar de tu sonrisa".

Empieza tu día con la mejor sonrisa, sonrie delante del espejo cuando te levantes y todo tu día será más placentero.

Autor: Arjona delia

Sonríe
Sonríele a la vida
El hombre en la tumba
El monje furioso
¿Saber mandar o saber pensar?

28 de febrero de 2008

Las mujeres y las modas

3 de febrero de 2008

El buen aspecto físico es señal de éxito?

Cuantas veces hemos escuchado que "La belleza es subjetiva y lo que es bello para uno, no necesariamente tiene que serlo para otro.
Que “La belleza está en los ojos de quien mira".
Que la belleza física no es importante, que lo que deberíamos darle mas valor es al aspecto interior mas que al exterior, bla...bla...bla...

Pero la realidad muestra que aquellas personas que poseen un buen físico, un buen aspecto estético tiene mas éxito que los que no lo tienen.

Nos gusta mirar a las personas atractivas y acercarnos a ellas. Todos tenemos una cierta predisposición a favorecer la belleza frente a la fealdad.
Tan solo con observar alrededor podemos darnos cuenta que un hombre lindo recibe más atenciones que uno feo y una mujer atractiva tiene más facilidades para encontrar trabajo, lugar en una mesa, en un restaurante o atención en cualquier lugar donde vaya.

Constantemente recibimos por medio de la television y las revistas un bombardeo publicitario que asegura que la belleza va de la mano con una imagen joven y esbelta. Y pese a que una mujer puede ser admirada por sus logros, por sus sacrificios o belleza interior, lo cierto es que, en el fondo, se espera que luzca bella y atractiva.

Pero donde radica la verdadera belleza de las personas? ¿ Somos capaces de captar la belleza que no percibimos a simple vista?

Les dejo una frase:"La belleza exterior no es más que el encanto de un instante. La apariencia del cuerpo no siempre es el reflejo del alma." George Sand

Autor: Arjona Delia



Belleza natural
Belleza irreal
El antes y el despúes
Belleza casi perfecta
Señales que utilizan ellos y ellas a la hora de seducir
Mujeres atrevidas
Como reconocer si alguien nos miente
La mentira
La clave es pensar positivamente
Cuando el miedo te paraliza

1 de febrero de 2008

El orgullo desmedido.
















A todos nos gusta en gran medida ser reconocidos por nuestros logros. Se nos infla el pecho de satisfacción cuando alcanzamos el objetivo deseado y somos reconocidos por ello. A esto se le llama orgullo. Nos sentimos orgullosos de lo que hemos logrado.
Este es uno de los sentimientos que en la medida justa nos permite disfrutar los logros , es algo que nos motiva, nos hace dar cuenta que podemos alcanzar nuestras metas, que podemos aspirar a mas. Se renuevan nuestras energías cuando esto ocurre.

Pero, sentir orgullo no es malo en si mismo, pero cuando el reconocimiento es excesivo, el sentimiento resulta negativo.

Muchas veces este sentimiento exagerado provoca rechazo en el otro. ¿ Porque? Porque estas personas solo son capaces de ver lo que lograron con su esfuerzo, pero son incapaces de asumir o reconocer sus defectos personales. No pueden ver al otro, ya que permanecen encerrados en si mismos. Son individuos muy susceptibles y no toleran la más mínima critica. No les gusta pasar desapercibidos y siempre tienen una tendencia a hablar de sus proyectos de lo que les pasa y de lo que hicieron. Si esto no ocurre, si no captan nuestra atención, pierden interés en la charla y se niegan al dialogo.

Quien tiene este sentimiento de orgullo desmedido, necesitan permanentemente el reconocimiento de sus cualidades y logros, por lo que resulta imposible el trato, ya que demanda a los otros en forma permanente.

Estas personas creen que tiene al mundo en contra, y no se dan cuenta del porque. No son conscientes que es su actitud lo que no agrada. Se preguntan porque si hacen todo bien, los demás se comportan tan mal con ellos.Necesitan ser el centro, ser los que siempre dirigen todos, mostrando continuamente lo que saben hacer y lo bien que lo hacen.

Pero esta actitud es tal vez, una forma de ocultar otras falencias, vaya a saber de que tipo...
Les dejo una frase: "Aquel que es demasiado pequeño tiene un orgullo muy grande"


Autor:Arjona Delia


La violencia psicológica
Sintomas y manifestaciones del maltrato psicológico
Como reconocer si alguien nos miente
La mentira
La clave es pensar positivamente
Cuando el miedo te paraliza

25 de enero de 2008

Cambiar para ser más nosotros mismos.
















En ocasiones nos planteamos la necesidad de tomar decisiones que suponen cambios drásticos en nuestra manera de pensar o actuar. Somos animales de costumbres y tendemos a responder del mismo modo ante estímulos similares, pero a la vez tenemos capacidad para reaccionar de modo distinto al habitual, o ya sea porque el entorno nos exige en ese momento respuestas distintas o porque queremos mejorar como personas y ser más felices.
Los cambios surgen normalmente cuando sobrevienen circunstancias distintas de las habituales, porque son las que con mayor probabilidad pueden conducirnos a la necesidad de plantearnos una modificación de nuestro patrón de conducta.Una separación, un cambio de país, la muerte de un ser querido, la visita al psicólogo, los hijos que se van de casa, una enfermedad...

Si queremos crecer como personas, madurar tenemos constantemente que hacer cambios en nuestra vida, y no quedarnos estancados.
Pero si sabemos esto ¿Que nos impide cambiar?.

Lo que hicimos antes condiciona y limita en parte lo que haremos después. Si naciste en E.E.U.U. es probable que hables ingles. Si en tu casa nunca hubo libros es medio difícil que te conviertas en lector, si no eres sociable o extrovertido es improbable que te conviertas en un relaciones publicas.

Quizás hemos aprendido una forma de actuar desde chicos y cuando crecemos no intentamos modificar esto. Estamos condicionados por el recuerdo del "no puedo" y entonces pensamos que es así, y no estamos dispuestos a hacer el esfuerzo de tratar de cambiar esto. Estamos atados a cientos de creencias y creemos que no podemos , pero la única manera de saber, es intentar de nuevo.

Hay un cuento de Jorge Bucay que gráfica muy bien esto. El cuento dice así:
"Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante. Durante la función, la enrome bestia hacia despliegue de su tamaño, peso y fuerza descomunal... pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas clavada a una pequeña estaca clavada en el suelo.
Sin embargo, la estaca era solo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.
El misterio es evidente: ¿Qué lo mantiene entonces? ¿Por qué no huye?
Cuando tenía 5 o 6 años yo todavía en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre, o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado. Hice entonces la pregunta obvia: -Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan? No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo me olvide del misterio del elefante y la estaca... y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta.
Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta: El elefante del circo no se escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde muy, muy pequeño. Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca.
Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró, sudó, tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo, no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado, y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía... Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino.
Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no se escapa porque cree -pobre- que NO PUEDE. Él tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro. Jamás... jamás... intentó poner a prueba su fuerza otra vez... "

Vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad.Vivimos pensando que "no podemos" hacer montones de cosas, simplemente porque una vez, hace tiempo lo intentamos y no lo conseguimos.

La cuestión importante no es a qué estacas en concreto estás atado ahora, sino a cuáles te gustaría atarte. Cuantas más opciones conocemos más posibilidades tenemos de vivir mejor, o de vivir como queremos. También puede pasar que sí sepas que podes, lo que pasa es que no tenes ganas. Tal vez su vida no es tan mala como parece y cambiar de estaca te implicaría un esfuerzo que no deseas realizar. El cambio es posible, pero requiere un esfuerzo de nuestra parte.

Arjona Delia.

22 de enero de 2008

El síndrome de la locomotora

El síndrome de la locomotora se observa con mayor frecuencia en las mujeres, sobre todo amas de casa, pero también lo pueden padecer las mujeres que trabajan.
Estas mujeres se sienten histéricas, cansadas, hastiadas, sin deseos de hacer nada, no sienten placer sexual, esto genera problemas con sus parejas, creen tener alguna enfermedad que explique sus molestias físicas, como es la anemia, infección en los riñones o alguna afección maligna, y buscan ayuda médica pero, raras veces se llega al diagnóstico de esa "supuesta" enfermedad.

Cuando se les pregunta qué hacen el lunes, responden: “Me levanto, pongo a hacer el café, preparo después el desayuno a los de la casa y desayuno yo también, arreglo las camas, baldeo el patio, hago los mandados, lavo la ropa, plancho un poco, empiezo a preparar el almuerzo...
Después del almuerzo, miro un rato la television, mientras me tomo unos mates o un te, espero a que vengan los hijos de la escuela, los mando a bañar, les controlo las tareas. A la tardecita hago lo que vaya a hacer de comida, espero que llegue mi esposo, y después que comemos, lavo los platos y acomodo lo que falta.
Antes de acostarme les preparo la ropa del colegio a los chicos. Controlo que tengan todo lo que necesitan para el día escolar.
Cuando se les pregunta:
¿Y qué hace usted los domingos, la respuesta es: “Más o menos lo mismo”. No existe diferencia entre un día cualquiera y los fines de semana.

Tales respuestas significan que posiblemente estas personas padezcan del síndrome de la locomotora.
¿ Pero que es el síndrome de la locomotora?-
Cuando a estas mujeres se les pregunta: ¿Desde cuándo usted no va a la playa" Responden: Uuuuuh (como la locomotora).
¿Desde cuándo usted no va a un restaurante?
Responden: Uuuuuh (como la locomotora).
¿Desde cuándo usted no lee un libro?
Responden: Uuuuuh (como la locomotora).
¿Desde cuándo usted no va al cine o al teatro?
Responden: Uuuuuh (como la locomotora).
¿Desde cuándo usted no va a algún lugar a bailar?
Responden: Uuuuuh (como la locomotora).
¿Desde cuándo...?
Responden: Uuuuuuuuuuuh.

Estas personas no están enfermas, están cansadas de llevar un modo de vida rutinario y monótono que puede enfermarlas, y si quieren sentirse bien, tienen que modificarlo.
Y la mejor y única medicina para esto es distracción, distracción y distracción.La distracción es parte de lo que todos los seres humanos deben programarse dentro de su plan de vida para facilitar la recuperación de las energías perdidas en las obligaciones cotidianas. No olvide esto nunca.

Tomado de la pagina de Psicologia-online.

19 de enero de 2008

La libertad.

Una frase que me gusta mucho dice: "Merece la libertad quien lucha por ella todos los días"

"La libertad es ser quien soy y no lo que los demás esperan que yo sea. Incluye mi libertad de decidir dónde quiero estar en cada momento.Libertad es pensar lo que pienso y no necesariamente lo que debería sentir,o lo que otros hubieran sentido, o lo que esperan que yo sienta.
Libertad es correr los riesgos que yo decida correr, siempre y cuando esté dispuesto a afrontar por mi mismo los costos de dicho riesgo.
La libertad es salir al mundo a buscar lo que creo que necesito, en lugar de vivir esperando que otro me dé el permiso para conseguirlo, poco para agregar, que no esté dicho.
Tenemos el don y el derecho a la libertad. Libertad de pensar, de sentir, de expresarnos libertad de elegir. De elegir lo que pensaré, lo que sentiré. Si, podemos elegir lo que sentimos también.
A veces no podemos elegir lo que nos pasa, pero podemos elegir qué hacemos con eso.
La sensación de libertad, como cualquier otra, es intransferible. Aún si estás en la oficina, o haciendo algo que no te gusta, estás eligiendo, estás haciendo uso de tu libertad.
Piénsalo. Se siente distinto cuando tomamos conciencia de que todo lo que nos pasa
es el fruto de nuestras elecciones.











Autor: Desconocido

Los valores.




















Los valores son algo que debemos tener siempre presente al ir construyendo nuestra vida. Valores como la verdad, la integridad, la honestidad, el amor, la fe, la devoción y la belleza.
Una vida construida sin las bases de los valores, carece de equilibrio, se vuelve un caos, nuestros caminos se vuelven confusos y si estamos acostumbrados a "ganar" dañando a los demás, tal vez conoceremos el éxito y el dinero, pero será efímero, tarde o temprano todo se nos revertirá y de una manera o de otra pagaremos el daño que hayamos hecho .
Debemos recordar que nuestro propósito y nuestra meta es la felicidad, y para lograrla, tenemos que luchar, trabajar, sin dañar, ni perjudicar a los demás
Nunca debemos arriesgar nuestra estabilidad emocional, nuestra libertad, nuestra felicidad, nuestra vida y nuestra familia. Siempre debemos buscar el orden y la armonía, identificarnos con ello.
Si nos logramos identificar con nuestros valores sagrados surgirá el orden y nuestro potencial interno retomará su poder, creando cualquier cosa que nosotros deseemos.
Recuerda que los valores son algo que debemos tener siempre presente al ir construyendo nuestra vida.




Autro:Desconocido

EL estrés.

El estrés, sinónimo de temor Se habla muchísimo del estrés en estos tiempos. Por lo visto todo el mundo sufre de estrés por algo. Parece ser que esta palabra está de moda y la usamos muchas veces para evadir responsabilidades.
El estrés es una reacción de temor ante los cambios constantes de la vida. Es una excusa que damos para no responsabilizamos de nuestros sentimientos. Si logramos equiparar la palabra «estrés» con la palabra «temor», entonces podremos comenzar a eliminar de nuestra vida la necesidad del miedo.
La próxima vez que pienses en el terrible estrés que tienes, pregúntate qué es lo que te da miedo en esos momentos.
Pregúntate: « ¿De que manera me estoy sobrecargando y agobiando?
¿Por qué he cedido mi poder?».
Descubre qué estás haciendo que te crea ese temor interior y te impide conseguir armonía y paz.
El estrés es carencia de armonía interior, y la armonía interior es estar en paz con uno mismo. No es posible tener estrés y armonía interior al mismo tiempo. Cuando uno está en paz hace una cosa por vez, no permite que las cosas le dominen. Cuando te sientas «estresado» haz algo para liberar el miedo, para poder avanzar por la vida sintiéndote seguro.
No emplees la palabra «estrés» para evadir responsabilidades. No des tanto poder a una insignificante palabra. Nada tiene ningún poder sobre ti.








Texto tomado del libro autoestima.

Miedo al fracaso


























¿De dónde surge el miedo al fracaso?

El fracaso está en la mente de cada persona y en su manera de interpretar los posibles resultados derivados de alguna acción.

En verdad el temor al fracaso, como la mayoría de los temores, es totalmente ilusorio e irreal, es la anticipación de un evento que no ha ocurrido, pero que se siente como si estuviese ocurriendo ahora y paraliza.
Imagina por un momento... que comienzas a desarrollar una idea ambiciosa y apasionante al mismo tiempo. Decides llegar hasta las últimas consecuencias y desarrollas un plan de acción coherente con tu propósito; lo ejecutas con perseverancia y valentía, pero al final, después de un duro trabajo, descubres que los “resultados” son desafortunados.


¿Se podría decir que has fracasado? Pues “lamentablemente” la gran mayoría piensa que si. Te catalogan como un “fracasado”.Las personas que te rodean, estarán convencidos que “fracasaste” Te lo dirán o no, pero lo piensan , es precisamente lo que “podrían pensar” esas personas que te rodean, lo que te causa más temor, hasta el punto de no correr riegos para evitar lo que ellos, y tú, podrían percibir como fracaso.

Quienes no obtienen el éxito esperado en uno, dos, tres proyectos, “fracasan” en uno, dos, tres proyectos. Sin embargo, quienes jamás lo intentan por miedo al fracaso o a lo que dirán, convierten toda su vida en una experiencia frustrante.
Vale correr el riesgo. Recuerda que nunca fracasarás, solo obtendrás una experiencia muy valiosa. El éxito y el fracaso son simplemente interpretaciones o caras de una misma moneda.



Autor: desconocido

"El fracaso más grande es nunca haberlo intentado"
Proverbio Chino



Como reconocer si alguien nos miente
Cuando el miedo te paraliza
El Orgullo desmedido
El poder del silencio
Los sueños
Síntomas y manifestaciones del maltrato psicológico
La violencia psicológica

18 de enero de 2008

Los problemas de la vida

Muchas veces nos desesperamos por la cantidad de problemas que tenemos que afrontar diariamente: en el trabajo, en la casa, en cualquier otro lado.
Parecería que fuéramos de problema en problema; no terminamos de salir de uno cuando ya aparece otro.
En esos momentos solemos decir: "¡Que feliz sería si no tuviera tantos problemas!"
Sin embargo, este es un enfoque equivocado. Mientras vivamos, la vida nos presentará inevitablemente problemas para resolver, y el hecho de ser feliz no está relacionado con la existencia o no de problemas sino con la manera en que los enfrentas.

Cuando tenemos que enfrentar varios problemas al mismo tiempo, lo primero que tenemos que hacer es jerarquizar los mismos. Habrá algunos más importantes y otros que lo son menos. Tus recursos no son ilimitados y es probable que, al tratar de solucionar los menos importantes, comprometas la solución de los más urgentes. Entonces sería una decisión sabia ignorar aquellos problemas que en el momento no te son tan importantes.
Hay tres actitudes con las que puedes encarar la resolución de tus problemas: "Soy incapaz de solucionar nada", "Nada es demasiado difícil para mí" y "Algunas cosas podré resolver y otras no". La última opción es la única que te puede ayudar a tener más felicidad en tu vida.














Autor: desconocido

El miedo puede beneficiarte























Hay un tipo de miedo que tiene que ver con nuestras emociones y sentimientos.

Es la forma como nos relacionamos con las personas y con nosotros mismos. Mostramos a los demás lo que queremos que sea visto o que nos sea reconocido; y nos da miedo mostrar aquello que consideramos que pudiera constituirse en un elemento discordante para ser aceptado por otro.

Debemos reconocer aquellos miedos que nos impiden relacionarnos de forma adecuada con las demás personas, es importante mostrar nuestras virtudes, pero también nuestras debilidades, ya que tarde o temprano saldrán a flote.

Es humano tratar de mantener el equilibrio, viendo los errores y desaciertos de nuestra vida en los demás.
La mejor manera de superar los miedos es afrontándolos y aceptando su presencia, están allí y son tan sólo una emoción que nos puede paralizar de por vida, o que nos puede impulsar a vivir plenamente.


Como reconocer si alguien nos miente
La mentira
La clave es pensar positivamente
Cuando el miedo te paraliza
El Orgullo desmedido
El poder del silencio
Los sueños
Sintomas y manifestaciones del maltrato psicológico
Los manipuladores
La violencia psicológica
¿Como vencer el miedo?
¿Como entender a una mujer?
El enojo

Entradas populares

È